Cusco: Machupicchu, pueblo se reactiva en la nueva normalidad

Luis Álvarez Guevara

La Republica
REACTIVACIÓN. Negocios volvieron a abrir sus puertas, ante la presencia de turistas que llegan para visitar Machu Picchu.

Turismo. Pobladores del distrito que alberga la Maravilla Mundial retornan paulatinamente a sus actividades económicas basadas en el turismo el 40% de negocios abrieron sus puertas

Con la reapertura de la Maravilla Mundial, la población que habita el distrito de Machupicchu también empieza a reactivarse económicamente, cuya actividad está basada casi íntegramente en el turismo. Durante más de siete meses estuvieron paralizados y hoy con la llamada nueva normalidad prácticamente empiezan de nuevo.

Es inusual ver Machupicchu Pueblo sin la abrumadora presencia de comercios abiertos cuyos trabajadores o “jaladores” solían ofrecer en las calles, como una encarnizada competencia, sus ofertas, productos y servicios. Muchos negocios como restaurantes, bares, hospedajes, salas de masajes lucen cerrados, pues con la pandemia del nuevo coronavirus los empresarios tuvieron que abandonar el pueblo ante la ausencia de turistas.

El primer día de noviembre se hizo oficial la reapertura del Parque Arqueológico de Machupicchu , con ello también se observó el arribo de turistas que abordaron los trenes para aprovechar que la entrada al monumento arqueológico más importante de Sudamérica es gratuita, como un primer paso de la reactivación turística.

Son pocos los negocios que quedan en pie y nuevamente sus propietarios se arriesgaron a reabrir sus puertas para la atención de los pocos turistas o viajeros.

Juan Guillermo, es un emprendedor natural de Machupicchu, él y su familia cuenta con un inmueble adecuado para el servicio de hospedaje. Durante varios años su establecimiento lo alquiló a otra persona, que al llegar el segundo mes de la emergencia sanitaria tuvo que dejar el negocio, pues era insostenible seguir pagando el alquiler y los servicios ante la falta de clientes.

“Prácticamente nos estamos arriesgando, retomando el negocio que es como empezar todo de nuevo, además tenemos deudas que cubrir”, dijo el empresario que recibía en su hospedaje a su sexto pasajero o huésped.

Otro de los sectores golpeados en tiempos de pandemia fueron los guías de turismo, muchos de ellos residentes en Machupicchu que ante la falta de trabajo tuvieron que dedicarse a otras actividades como obreros de construcción en proyectos emprendidos por la Municipalidad Distrital de Machupicchu, que sirvió para menguar la difícil situación económica.

“Somos 20 los guías que nos quedamos durante la pandemia, hoy nos toca cumplir con las disposiciones de salud para que no se detenga esta reapertura. Hace 10 años pasamos una situación similar, pero era por el tema de las lluvias en la que Machupicchu tuvo que cerrar por dos meses”, indicó la licenciada Gladis Yepes, cuando se disponía a realizar el guiado a siete turistas.

De acuerdo a lo informado por el subgerente de turismo y desarrollo económico de la Municipalidad Distrital de Machupicchu, Walter Escobedo, el 40 % de los establecimientos operan desde la apertura de la ciudadela inca, proyecta que el resto de negocios retornarán cuando se empiece a recibir al turismo extranjero, que según especialistas será un proceso lento que en el mejor de los casos se verá en julio del próximo año.