Inscripciones para tramitar divorcios aumentaron durante la pandemia, según Sunarp

En lo que va del año, existen 3.042 solicitudes de divorcios. La mayoría de pedidos son de la región de Lima.

En el último mes, se han reportado 371 pedidos de divorcio. Foto: Andina
En el último mes, se han reportado 371 pedidos de divorcio. Foto: Andina
Sociedad LR

Las inscripciones para iniciar trámites de divorcio han aumentado durante la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus. Así lo reveló la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp).

Según el organismo, en lo que va del año se han registrado un total de 3.042 solicitudes. Solamente en el último mes se han reportado 371 pedidos. En tanto, los tres últimos meses se solicitaron un total de 722 trámites de divorcio: julio (181), agosto (249) y septiembre (292)

Las regiones que reportan mayor cantidad de inscripciones son: Lima, Arequipa, La Libertad, Piura y Loreto. Todas superan los 100 pedidos.

¿Cómo inscribir tu divorcio en la Sunarp?

Lo primero que se debe de realizar es la solicitud de inscripción de título, el cual es un formulario de distribución gratuita y debe ser llenado y firmado por la persona que realiza el trámite en la Sunarp.

Sin embargo, si el divorcio se tramitó en una municipalidad, se deberá presentar un oficio de la municipalidad con sus respectivas copias certificadas de la resolución del alcalde, donde consta el divorcio.

Si en caso fue en el Poder Judicial, se deberá presentar un parte judicial que contenga el oficio del juez y se adjuntarán las copias certificadas de la sentencia de divorcio y la resolución que declara consentida o ejecutoriada la sentencia.

Mientras que, si se tramitó en un notaría, se deberá presentar parte notarial de la escritura pública de divorcio que contenga inserta las actas de separación convencional y divorcio ulterior. El pago de la tasa registral es de 20 soles.

¿Qué es un divorcio?

Un divorcio debe entenderse como la solución definitiva del vínculo matrimonial, mediante el cual se pone fin a los deberes conyugales y a la sociedad de gananciales, y la cual puede declararse por un juez, notario público o alcalde.