Cusco: 300 estudiantes de la Unsaac dejaron sus carreras por problemas de acceso a clases virtuales

José Víctor Salcedo

Sunedu hizo observaciones al proceso de enseñanza virtual en la casa de estudios. Foto: La República
Sunedu hizo observaciones al proceso de enseñanza virtual en la casa de estudios. Foto: La República

Un informe será enviado a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

El vicerrector académico de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (Unsaac), Edilberto Zela Vera, señaló que 300 alumnos abandonaron los estudios por problemas de acceso a la educación virtual.

Según el reporte preliminar de la casa de estudios, hubo un incremento del abandono universitario en 5%. Pasó de 20 a 25% en el semestre 2020-2, que concluye la segunda semana de noviembre. “En Medicina Humana se retiraron dos estudiantes, mientras que en las otras carreras profesionales hay en promedio ocho alumnos que dejaron las clases”, precisó Zela Vera.

Sostuvo que un informe pormenorizado será enviado a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu). Asimismo, dijo que Sunedu hizo observaciones al proceso de enseñanza virtual en la casa de estudios, debido a que la casa antoniana no aplicó la encuesta de satisfacción de clases. “En este semestre aplicaremos la encuesta de satisfacción de las clases, que será un insumo para mejorar el dictado”, dijo Zela Vera.

Con ello esperan corregir las dificultades que se presentaron en la nueva modalidad de enseñanza implementada para superar los efectos de la pandemia. Las clases universitarias seguirán siendo virtuales por lo menos hasta el 2021.

Además, este martes 3 de noviembre se decide si el examen de admisión será virtual o presencial. Zela dijo que habrá evaluación sí o sí, porque si no hay ingresantes en este año implicaría despedir a cerca de 50 docentes contratados de cursos generales en la Unsaac.

Los dirigentes de la Federación Universitaria Cusco (FUC) y ciudadanos en general se mostraron en contra de que la prueba sea virtual, dado que existe el riesgo de que haya “suplantación” como en el caso de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. “La Asamblea Universitaria tomará la decisión más adecuada”, dijo.