Jefferson Farfán: vecinos denuncian presunta fiesta realizada en su casa por Halloween

Joel Robles

Vecinos de La Planicie acusan al futbolista Jefferson Farfán de haber realizado fiesta clandestina por Halloween. Foto: La República
Vecinos de La Planicie acusan al futbolista Jefferson Farfán de haber realizado fiesta clandestina por Halloween. Foto: La República

Ellos señalan que son varios días en los que se produce gran ruido en la vivienda del delantero. Policía acudió hasta el lugar y asegura que no se evidenciaron celebraciones.

Vecinos de la urbanización La Planicie, en La Molina, se quejaron por la falta de fiscalización municipal ante los constantes reclamos por música a todo volumen y bullicio generado por una presunta fiesta. Este evento se habría realizado en casa de Jefferson Farfán durante la madrugada de la festividad de Halloween.

Según los denunciantes, el ruido provenía de la vivienda del delantero, pese a las restricciones dadas por el Ejecutivo que prohíbe las reuniones sociales en estado de emergencia y en horario de toque de queda.

Son varios días, se escucha el bullicio de una fiesta, pero simplemente nadie quiere venir a inspeccionar. Llamamos a fiscalización de la Municipalidad de La Molina y se hacen los locos, nos pasean y piden referencias como si no conocieran dónde es la casa de Jefferson Farfán en La Planicie”, señala ofuscado un vecino que no puede descansar desde hace varios días.

El malestar de los residentes obligó a la Policía a acudir a la vivienda del futbolista la madrugada de Halloween para realizar una inspección. De acuerdo a la comisaría de La Molina aseguran que “no se evidenció la realización de una fiesta” y se encontró al deportista acompañado de una amistad y su seguridad mientras conversaban con música a alto volumen.

“Se tomó conocimiento de las quejas y se envió un equipo al lugar, incluso hay una filmación donde han ingresado a la casa y todo está limpio. Se ha levantado un acta al respecto”, confirmó un oficial.

Sin embargo a través del WhatsApp de RTV, de La República, enviaron videos y audios del alboroto generado por un grupo de personas, entre hombres y mujeres, reunidas al son de salsa y reguetón.

Por la mañana, en los exteriores de la vivienda, se apreció en el frontis bolsas de basura que guardaban botellas de agua, whisky y envases de gaseosas, que pondría en evidencia que sí hubo un grupo reunido que consumía alcohol en la víspera.