Arequipa: Cáceres Llica metido en otro lío por invertir en una invasión

Elmer Mamani

larepublica_pe

28 Oct 2020 | 6:10 h
Cuestionada plaza. La obra la ejecuta el gobierno regional de Arequipa en una invasión, sobre un terreno que carece de saneamiento físico legal.
Cuestionada plaza. La obra la ejecuta el gobierno regional de Arequipa en una invasión, sobre un terreno que carece de saneamiento físico legal.

Jardín del Colca. No solo es una obra ubicada en un área donde el gobernador de Arequipa y su asesor son dueños de lotes. Contraloría advierte que esta plaza está en zona de riesgo y es una invasión, carece de impacto regional y hay uso indebido de recursos. La inversión supera los cuatro millones, ¿no hubiese sido mejor canalizarla en los hospitales públicos que se caen a pedazos?

La construcción de la plaza cívica en la Asociación Agroindustrial Jardín del Colca, ubicado en el distrito de Yura, no debió ejecutarse. Eso se concluye del informe N°48-2020 de la Contraloría General de la República. Algunas de las irregularidades fueron advertidas, pero el gobernador Elmer Cáceres, prefirió defender con uñas y dientes esta obra en un terreno donde él tiene un lote y del cual es presidente su amigo y actual consultor del GRA, Hugo Mendoza. Incluso hace una semana la autoridad se mofó de las investigaciones iniciadas por el Consejo Regional.

El gerente de Control en Arequipa, Fabio Niño De Guzmán, indicó que no solo se pone en riesgo la inversión de más de 4 millones de soles sino que se realiza en una asociación privada sin saneamiento físico.

1| En área de riesgo

El informe de Contraloría determina que Jardín del Colca, está asentada en área de alto riesgo no mitigable y por lo que correspondería su desocupación. Vulnerable a desastres naturales. Eso lo confirma la municipalidad de Yura y el Plan de Desarrollo Metropolitano. De sus planos se advierte que una parte de la población está en zona de riesgo muy alto (ZRE-R12). Incluso la comuna de Yura informó que, desde que la asociación tomó posesión (2014), “viene trabajando para retirarlos”. Con ello no solo se reduciría a los beneficiarios de la ejecución sino que los S/ 4.256.942 de inversión pueden irse al agua.

2| Sin impacto regional

La Ley Orgánica de Gobierno Regionales establece que estas entidades deben fomentar proyectos e infraestructura de alcance e impacto regional (Artículo 9, literal h). La plaza cívica en Jardín del Colca no calza en tales competencias para el GRA. Son áreas de recreación complementarias si n el impacto regional, añadió Contraloría. El proyecto nació en la comuna de Yura, que elaboró el expediente técnico. Mediante un convenio firmado el 14 de octubre, el GRA se comprometió a no solo ejecutar la obra sino a invertir el 100%. Menos de un mes después se iniciaron los trabajos que tenían plazo de 120 días.

3| Sin habilitación urbana

La gestión de Cáceres se saltó uno de los pasos más prioritarios para realizar inversiones: verificar que el área esté con saneamiento físico y legal. En su informe Contraloría ratifica que la zona no tiene este requisito. El 25 de octubre del 2019 la comuna de Yura comunicó al GRA que lo cumplían. Así se aprobó el expediente y el presupuesto inicial de S/2.897.336. Sin embargo al Subgerencia de Obras Privadas y Licencias de Yura informó recientemente que Jardín del Colca no ha solicitado el trámite. Más bien independizó el área de la obra pero que sigue siendo terreno eriazo del Estado. Además se contempla hacer vías urbanas y hasta colocar drenaje pluvial a la plaza por S/ 585 000 cuando no se tiene un planeamiento integral aprobado.

4| Aumento injustificado

La construcción tiene un avance del 45%. Sin embargo la obra se incrementó en 50%. El gerente de Control, indicó que ya hay un gasto del 78%. Empezó costando S/2 121 037 y en la actualidad llega a los S/ 4 053 125. Para Contraloría no hay un sustento técnico ni legal para esto. La gerencia Regional de Infraestructura aprobó la modificación por S/ 1 073 879 con la justificación de errores en metrados en el expediente y partidas nuevas. Contraloría no solo halló duplicidad en las partidas (red de alumbrado público, obras de pavimento, drenaje pluvial, por ejemplo) sino que no hay justificación para ejecutarlas sin un saneamiento físico legal.

5| Otro

La Contraloría detectó que el cemento utilizado no correspondía a lo determinado en el expediente técnico. Advirtió que con ello se puede afectar la resistencia de la estructura. Compraron 5.940 bolsas de cemento portland tipo IP que ganó el Grupo Santa Fe. Sin embargo en los trabajos hallaron que usaban Frontera tipo GU y Frontera IP. Falta la supervisión de un ingeniero civil.