URGENTE - Retorna la cuarentena los domingos en Lima y Callao hasta el 9 de mayo

Iglesia señala que cada obispo decidirá si reinicia actividades en su templo

Sociedad LR

larepublica_pe

27 Oct 2020 | 16:27 h
Durante siete meses de la pandemia, algunos sacerdotes optaron por hacer misas virtuales. Foto: John Reyes / La República
Durante siete meses de la pandemia, algunos sacerdotes optaron por hacer misas virtuales. Foto: John Reyes / La República

Desde la Iglesia católica saludaron la decisión de permitir reabrir los templos al considerar que era “necesario y urgente volver paulatinamente a la normalidad de la vida litúrgica y sacramental” tras varios meses de cierre.

El Gobierno anunció que desde el 2 de noviembre las iglesias en todo el país podrán abrir sus puertas para recibir a sus fieles y público en general, aunque en una primera etapa solo podrán funcionar a una tercera parte de su capacidad.

Al respecto, desde la Iglesia católica saludaron la decisión, ya que indicaron que las misas no podían seguir prohibiéndose como si se tratara de una reunión social común.

En esa línea, expusieron que no sería razonable poner más restricciones o requisitos al retorno de las misas, pues la asistencia a estas forma parte del derecho a la libertad de conciencia y religión que tiene todo ciudadano.

Añadieron que tras siete meses de no celebrar misas de manera presencial por la pandemia, ahora es “necesario y urgente volver paulatinamente a la normalidad de la vida litúrgica y sacramental, especialmente de la eucaristía”.

Asimismo, precisaron que elaboraron el “Protocolo para las actividades religiosas en tiempo de pandemia”, el cual fue aprobado por el Ministerio de Salud y “cuyas medidas de seguridad son bastante estrictas y cumplen con los estándares internacionales”.

No obstante, a pesar de tener la autorización de comenzar con sus actividades presenciales, sostuvieron que el obispo de cada iglesia tendrá la potestad de determinar el inicio de la celebración diaria y dominical de la santa misa y de los demás sacramentos.

“Invocamos a todos los fieles a seguir tomando las medidas necesarias para protegerse del coronavirus, y no dejen de elevar a Dios sus oraciones por el fin de la pandemia", finalizaron.