EN VIVO - Gobierno levanta cuarentena: habrá toque de queda en las noches y domingos

Trabajadores CAS del Senasa: “En pandemia nos dejan sin empleo”

Elizabeth Prado

Eli_PradoD

26 Oct 2020 | 0:14 h
Labor de campo. El trabajo que hacen es básicamente presencial, realizan certificaciones de productos para la exportación. Foto: Andina
Labor de campo. El trabajo que hacen es básicamente presencial, realizan certificaciones de productos para la exportación. Foto: Andina

Reclamo. Personal en riesgo ante el COVID-19 señala que no les renovaron sus contratos y los abandonaron a su suerte.

En setiembre, un grupo de trabajadores CAS del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) recibió una carta en la que este organismo adscrito al Ministerio de Agricultura les informó que sus contratos concluyeron y no serán renovados.

Estas personas en riesgo, por ser mayores de 60 años y tener enfermedades crónicas como hipertensión o diabetes, sostienen que, con esta medida, el Estado los ha abandonado en plena pandemia. El despido se genera a pesar de que existe un presupuesto y también hay necesidad de sus servicios, debido a que las exportaciones van en aumento.

“Yo entiendo que la contratación CAS es temporal y ellos tienen la potestad de prorrogarla cuando crean conveniente, pero están abusando, porque en mi caso jamás tuve una llamada de atención por hacer mal mi trabajo. No es justo que nos abandonen en plena pandemia. La protección del trabajador por parte del Estado no se da por la actitud de malos funcionarios. Yo no sé si las instancias más altas del Ministerio de Agricultura conocen lo que pasa con los trabajadores CAS en Senasa”, declara uno de ellos, que prefiere no identificarse.

El trabajador agrega que entiende la importancia de la renovación, pero que no debe darse de esa manera. Asimismo, consideró que hay un maltrato psicológico porque reciben información indirecta constante de posibles contratos disueltos, de convocatorias que se darían para postular y recobrar el puesto.

A los trabajadores que permanecen ya les informaron que será solo hasta diciembre o probablemente hasta que dure la campaña de exportación de mango en marzo del próximo año.

Refiere que se trata de un personal antiguo. Eran locadores de servicio y, en el 2008, les adecuaron sus contratos como CAS. Un año después dejaron de serlo y tuvieron que postular de nuevo para continuar en sus puestos. Posteriormente, en febrero del año 2011, hubo una convocatoria para ocupar veinte puestos de inspección sanitaria.

“Estos colegas ya estarían postulando al mismo puesto por tercera vez, cada cierto tiempo los sacan y van a concurso con postulantes nuevos. Yo entiendo que es importante la renovación y debe darse de buena forma, no de esta manera arbitraria en la que saquen al personal. Hay trabajo, porque las exportaciones crecen. También hay presupuesto, pero hay mucha maledicencia. Lo que está pasando es algo sistemático, viene de años”, afirma.

Sobre la no renovación de los contratos del personal considerado vulnerable, el director general de Administración de Senasa, Luis Villa Villa, responde que se ha hecho conforme a lo establecido en la norma y que las razones han sido de orden técnico.

“Senasa tiene un poco más de 5.000 trabajadores bajo los regímenes 728, CAS y de otra modalidad. Entonces, puede haber unos o dos casos aislados que no se puede hablar de que se les está desprotegiendo. Puede ser por inconducta funcional, por no cumplir con sus obligaciones o alguna situación parecida que ocasione la no renovación del contrato”, explica.

Luis Villa también dice que durante la pandemia la renovación de contratos ha sido casi automática y niega que los trabajadores CAS postulen al mismo cargo para obtener un nuevo contrato.

“Es falso. La mecánica es que, a todo el personal CAS, que son 1.700 trabajadores más o menos, se les renueva el contrato automáticamente. No tienen que postular para la renovación. El trabajador sí puede postular para ascender a un nuevo puesto. Si es especialista, tiene el perfil requerido y está en concurso, en ese caso sí postula. Pero en la eventualidad de que no salga aprobado, continúa en su cargo anterior”, detalla el director general de Administración de la institución en mención.

“Por 3 casos no se puede decir desprotección”

El director general de Administración del Senasa, Luis Villa Villa, responde que la no renovación de contratos CAS, que afecta a personas vulnerables, se hizo conforme a la norma y por razones técnicas.

Niega que los trabajadores CAS estén postulando al mismo cargo para tener otro contrato.

“Senasa tiene un poco más de 5 mil trabajadores bajo los regímenes 728, CAS y de otra modalidad. Entonces, porque haya dos o tres casos aislados no se puede hablar de desprotección. Puede ser por inconducta funcional, por incumplir obligaciones que ocasione la no renovación”, arguye.