Hombre es internado tras sufrir grave accidente laboral y empresa no se hace cargo

Sociedad LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

25 Oct 2020 | 15:04 h
Familia del afectado solicita apoyo para poder afrontar este momento. Foto: María Pía Ponce / URPI-GLR
Familia del afectado solicita apoyo para poder afrontar este momento. Foto: María Pía Ponce / URPI-GLR

El accidente sucedió mientras trabajaba para la Corporación Damaris SAC, la que hasta el momento no le ha prestado ningún tipo de apoyo. Se solicita la intervención del MTPE con urgencia.

Gabriel Marcelo Rosales Puentes trabajaba para la Corporación Damaris SAC en San Juan de Lurigancho (SJL), hasta que un día, en medio de sus labores, explotó una de las calderas. En consecuencia, resultó con fracturas y quemaduras graves en todo su cuerpo, por lo que fue trasladado de inmediato al Hospital Hipólito Unanue.

Al ser un accidente laboral, se esperaría que la compañía se hiciera responsable de los gasto y el acompañamiento de la recuperación de su trabajador; sin embargo, hasta la fecha no se han hecho presentes.

El afectado realizaba todo tipo de instalaciones para la Corporación Damaris SAC, la cual se dedica al rubro textil. Cabe mencionar que, según su ficha registral, estaría empadronada en el Registro Nacional de Proveedores (RNP) para hacer contrataciones con el Estado.

Según Sendy Melitza Arteaga Martínez, esposa de la víctima, su familia atraviesa una situación muy complicada porque ahora debe velar por su esposo e hijos, quienes aún son muy pequeños. Ellos son de procedencia venezolana, por lo que se sienten más vulnerables al no contar con redes de apoyo.

Ella indica que, al principio, un compañero de trabajo estuvo apoyándolos, pero que ya no tienen mayor contacto él. “Se hizo responsable, pero me imagino que se sintió presionado porque iban a ser más intervenciones y me ha dejado en el abandono, lo llamé pera no funciona”, declaró para RTV.

Actualmente, tiene una deuda de más de 10.000 soles en el nosocomio y solo puede trabajar los fines de semana. Por ese motivo se acercó en varias oportunidades a la empresa donde ocurrieron los hechos, pero fue rechazada por el portero en diferentes oportunidades. “Nadie nos da la cara , solamente el vigilante, y nos dijo que el encargado no tenía un horario para ubicarlo”, agregó.

La señora ha decidido demandar a la empresa por abandonar a su esposo tras el accidente. Se solicita que el Ministerio de Trabajo (MTPE) intervenga y le dé seguimiento al proceso. Si desean ayudar a esta familia, pueden comunicarse al número 931643474 o hacer llegar algún aporte al número de cuenta BCP: 19194238609012.

Video Recomendado

Lazy loaded component