VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

San Martín: niña sube a un árbol para captar señal de radio y no dejar de estudiar

Ante la falta de medios, la menor hace todo lo posible para no abandonar sus clases. Estudiantes reclaman más recursos tecnológicos y económicos para acceder a enseñanza.

Menor siempre sube al árbol cerca a su casa en el distrito de Pelejo. Foto: Captura de América Noticias
Menor siempre sube al árbol cerca a su casa en el distrito de Pelejo. Foto: Captura de América Noticias
Sociedad LR

En la región San Martín, una menor siempre sube a un árbol para poder captar la señal de su radio portátil y continuar con sus estudios.

La niña vive en el distrito de Pelejo y no deja de sintonizar sus clases a distancia con el fin de resolver sus tareas.

Así como ella, más estudiantes se resisten a no aprender este año, pese a que no pueden acudir a la aulas por la pandemia. En el distrito de Vinchos, región Ayacucho, las autoridades y un grupo de estudiantes del quinto año de secundaria imparten clases a escolares de grados menores.

En esta zona, donde hay un alto índice de pobreza, casi ninguno de los menores puede acceder a las clases virtuales por la falta de equipos tecnológicos.

Lazy loaded component

“La mayoría no tenemos un celular o computadora a la mano. También se nos dificulta por el internet”, dice una de las adolescentes que enseña en el programa.

La jovencita contó a América Noticias que ella terminó el colegio el año pasado y este 2020 pensaba postular a la universidad, pero por la pandemia no pudo hacerlo. Ahora ella invierte su tiempo en ayudar a que otros niños no dejen de estudiar.

Debido a que las clases presenciales son la única alternativa que tienen, las sesiones se realizan en lugares abiertos o en aulas donde el aforo es bastante reducido con el objetivo de evitar los contagios.

Según el Ministerio de Educación (Minedu), el 95,3% de alumnos ha accedido al programa Aprendo en Casa. Y, aunque pareciera que el 4,7% de escolares que desertaron es un número menor, ellos representan más de 370.000 escolares de la educación básica regular, una cifra que continúa en aumento.

Una de las principales limitaciones de los escolares para acceder a clases es la falta de medios tecnológicos, pero también porque deben trabajar para ayudar a sus familias por la crisis económica.