Tacna: denuncia de tortura contra soldado Wilber Carcausto lo verá una fiscalía de Lima

LR Tacna

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

17 Oct 2020 | 11:16 h
Investigación. Wilber Carcausto está en Puno con sus padres.

Decisión. Ministerio Público en Tacna agotó diligencias y espera que fiscalía especializada pueda concluir investigación.

Liz Ferrer Rivera

Tacna

El cabo Wilber Carcausto Uchiri (22) desapareció el 10 de mayo del Cuartel Tarapacá y fue hallado 25 días después caminando por el Cercado de Tacna, en busca de comida entre la basura. Antes de ser encontrado por la Policía, su familia denunció su desaparición y homicidio.

El Ministerio Público abrió una investigación y el fiscal Juan Coya Ponce, del Tercer Desapacho de Investigación de la Fiscalía Pena, emitió el 11 de setiembre una disposición para el archivo parcial de las diligencias preliminares y declina su competencia en lo que resta de la denuncia.

PUEDES VER: En Tacna, 61 pacientes con cáncer contrajeron COVID-19 y 19 de ellos fallecieron

El archivo se da en cuanto a la acusación de homicidio simple, raíz que Carcausto fue hallado vivo. Y la declinatoria se dará para que la carpeta del caso, y todos los actuados referidos a la acusación de desaparición y tortura, pasen a manos de una fiscalía especializada en Lima.

Durante las investigaciones Carcausto dio dos versiones sobre lo ocurrido. En la primera afirmó que el 10 de mayo escapó del cuartel porque le gritaban, castigaban y no dejaban dormir. La segunda, aún más grave, que fue retenido durante 25 días en un callejón de arbustos, en la parte posterior del cuartel (no tiene cerco perimétrico porque limita con el cerro Arunta).

El cabo, dado ya de baja, señaló a un teniente y un suboficial como los autores y detalló que varios soldados se turnaban cada dos horas para vigilarlo. Lo alimentaban, golpeaban y él realizaba sus necesidades en ese sector de tierra y arbustos. Todos los imputados negaron los hechos y en la zona señalada por Carcausto no se halló señales de vivencia.

Las pericias médicas del Ministerio Público hallaron que el cabo tenía un cuadro leve de desnutrición y deshidratación. Su dentadura estaba limpia y no presenta lesiones antiguas o recientes. La familia del cabo no creyó en esa tesis y consultó a un clínica privada. La Fiscalía pidió la declaración del médico que lo atendió y este también confirmó que no halló signos de tortura o lesiones.

También se solicitó al Equipo Nacional de Especializado en Evaluación de Tortura una pericia psicológica y psiquiátrica a Carcausto pero la Fiscalía de Tacna no pudo llevar al cabo a Lima porque para ese entonces (30 de julio), él y sus padres habían retornado a Puno.

Tacna, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component