La Libertad: más de 300 partos atendidos registra Centro de Salud Alto Trujillo durante pandemia

17 Oct 2020 | 19:02 h
A los dos meses de haber nacido, el niño recibe cuatro vacunas, contra el rotavirus, poliomielitis, neumococo y pentavalente. Foto: difusión
A los dos meses de haber nacido, el niño recibe cuatro vacunas, contra el rotavirus, poliomielitis, neumococo y pentavalente. Foto: difusión

Enfermera Roxana Riveros señaló que el recién nacido, cuya madre tiene COVID-19, recibe inmediatamente solo la vacuna contra hepatitis B. Y luego de 15 días recibe inmunización contra la tuberculosis

Uno de los establecimientos de atención primaria que nunca dejó de brindar servicios a la población durante la emergencia sanitaria por la COVID-19 fue el Centro de Salud Alto Trujillo, en la provincia de Trujillo. El mayor logro durante los siete meses de pandemia ha sido traer al mundo a más de 300 recién nacidos en la Sala de Partos y Emergencias, ya que algunas madres temían acudir a los hospitales donde había casos de coronavirus.

La enfermera especialista en cuidados a recién nacidos, Roxana Riveros Veneros, trabajadora de dicho centro de salud, comentó que el establecimiento, por ser nivel 1-4, atiende las 24 horas. Ella recuerda que, en muchos casos, las madres con o sin la COVID-19 llegaban a punto de dar a luz, por lo que la atención tenía que ser rápida y eficiente. Luego proseguían con los cuidados a la madre y al recién nacido.

“El puerperio en el centro de salud mínimamente está durando seis horas en pacientes afectadas por COVID-19. Durante esas seis horas educamos a la madre en cuanto al cuidado del recién nacido, lo que es la lactancia materna, lo que es la ictericia, la limpieza del cordón umbilical, y el lavado de manos. Y de paso también tenemos que asegurar que los análisis de la madre estén correctos, que no tenga anemia y en caso tenga que reciba su tratamiento oportuno (sic)”, expresó a la prensa.

Cuando la madre con COVID-19 era dada de alta y regresaba a su casa, los profesionales de la salud de Alto Trujillo le recomendaban aislamiento domiciliario y cumplimiento de las medidas sanitarias para no exponer al recién nacido. Además, era monitoreada vía telefónica para conocer su estado de salud.

“Al recién nacido le aplicamos dos vacunas, que son la BCG, que te protege contra la tuberculosis, y la hepatitis B, que te protege contra la cirrosis hepática. Estas vacunas en un niño de madre sana se colocan inmediatamente o hasta las 24 horas después de nacido. Al recién nacido de una madre con coronavirus solo se está aplicando la vacuna contra la hepatitis B y para la BCG esperamos 15 días de observación porque se puede presentar alguna sintomatología compatible con el virus", agregó.

Trujillo, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component