EN VIVO - Derrumbe en Chavín de Huántar: últimas noticias sobre daños materiales, muertes y desaparecidos tras deslizamiento

Luis Suárez Ognio: “Pruebas moleculares pueden ser declaradas de interés nacional al cumplir la validación”

Entrevista al médico epidemiólogo, actual viceministro de Salud Pública. En agosto del 2016 fue jefe del Instituto Nacional de Salud (INS). También fue director del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades.

Cifras. Suárez señala que se está trabajando para actualizar las cifras de muertos por COVID-19. (Foto: Aldair Mejía)
Cifras. Suárez señala que se está trabajando para actualizar las cifras de muertos por COVID-19. (Foto: Aldair Mejía)

Por: Jesica León

La crisis política no ha detenido la atención de la emergencia sanitaria en el país. Así lo asegura el viceministro de Salud, Luis Suárez, quien hace un balance de los ensayos clínicos de la vacuna experimental contra el COVID-19 y también explica el tema de la actualización de las cifras de fallecidos.

¿Cual es su evaluación de estos primeros días de ensayos con la vacuna experimental?

Lo que se ha iniciado en la Universidad Cayetano Heredia y la San Marcos es un ensayo clínico en la fase 3 de la vacuna de Sinopharm, de China. ¿Qué significa esto? Que se probará la vacuna en 6 mil personas para evaluar dos aspectos fundamentales, por un lado la efectividad y, lo otro, que no tenga efectos adversos. Los ensayos van muy bien, a la fecha no se ha reportado ningún evento adverso y esto es muy importante desde el punto de vista científico. Este es el primer ensayo que se ha iniciado en el país, hay por lo menos tres más que se van a desarrollar por diferentes grupos de investigación.

PUEDES VER Ciro Maguiña pide que el uso de la mascarilla se extienda hasta el 2021

¿Cómo van las negociaciones con otros laboratorios para los siguientes ensayos clínicos?

Los ensayos clínicos son acuerdos independientes entre los investigadores peruanos y las empresas farmacéuticas que producen la vacuna. El Gobierno, a través del Minsa, solo cumple un rol regulador. Es decir, todo aquel que quiera hacer investigación en el país tiene que presentar su protocolo al Instituto Nacional de Salud (INS) para que sea evaluado y aprobado, y luego este supervisa la realización del estudio. Hasta ahora el único que ya inició es Sinopharm, hay otros tres grupos de investigación, uno privado, otro grupo de San Marcos y del Instituto de Investigación Nutricional que sabemos que está en proceso de aprobar sus protocolos para iniciar su investigación.

Por otro lado, ¿cómo podemos hacer más detección del virus si el Perú aún no autoriza su propia prueba molecular?

Son al menos ocho grupos de investigación que están desarrollando pruebas en el Perú. Por información oficial del INS, a todos ellos se les ha entregado los kits para validación de sus pruebas, esto consta de un juego de muestras -cuyos resultados los conoce el INS- y puedan testear y ver si acierta la positividad. Luego viene la validación en campo. En estos momentos, todos los grupos están realizando este proceso de validación, tienen que terminarlo y hacer un informe técnico, o sea, esto está en la cancha de los investigadores para que puedan presentar su informe al INS y a la Digemid con los resultados que logran.

PUEDES VER Rímac: 14 repartidores de delivery dieron positivo a la COVID-19

¿Pero se ha allanado el camino para el desarrollo y masificación?

La fabricación es como cualquier otro emprendimiento, puede recibir el apoyo de la empresa privada o el Gobierno puede ayudar declarándola de interés nacional si son pruebas exitosas. Es algo que tiene que verse en su momento, cuando las pruebas hayan terminado su etapa de validación.

Da la impresión de que se prioriza las pruebas del INS.

Está en la cancha de ellos hacer las validaciones, terminar los informes, demostrar la susceptibilidad de las pruebas para que luego la Digemid pueda autorizar la fabricación y comercialización de las estas. Hay que considerar que el INS es un centro estatal de desarrollo y también productor, o sea, una de las razones de ser del INS es también la fabricación de productos biológicos, de reactivos, y eso no es comercial. A diferencia de estas pruebas que se están desarrollando, sí tienen un interés comercial, algún laboratorio tiene que producirlas.

PUEDES VER Coronavirus en Perú: 607.837 personas superan la COVID-19 y reciben el alta médica, según Minsa

Pero ¿y la vigilancia?

Esto es un proceso independiente del rol que tenemos como Minsa para adquirir las pruebas que necesitamos para utilizar en la vigilancia del COVID-19 y para el diagnóstico de pacientes. El Perú ha adquirido pruebas moleculares, en estos momentos tenemos medio millón de pruebas que están distribuyéndose a los establecimientos de salud... si en algún momento hay pruebas peruanas y cubren las necesidades, pues bienvenidas, y ayudarán muchísimo, pero no dependemos de que ellos terminen sus investigaciones para continuar haciendo el trabajo.

Tras descartarse la hidroxicloroquina, ¿el Minsa va a sacar otro documento técnico para el tratamiento del virus?

Ya existe el documento, pero está pendiente de aprobación por el comité de expertos del Minsa. Este comité ha tenido un debate muy intenso porque hay un estudio sobre la ivermectina que está haciendo la Universidad Cayetano Heredia y hay más dudas porque hay experiencia peruana de que a algunos pacientes les ha ido bien.

PUEDES VER Una campaña mundial para apoyar a los médicos de Arequipa

A seis meses de la pandemia, hay menos hospitalizados y fallecidos, ¿a qué se debe este descenso?

La epidemia se transmite mediante las personas que están expuestas. El 30 % de la población está saliendo a comprar y trabajar, el virus ya no tiene a quien contagiar, pero las personas que han estado en confinamiento absoluto en sus casas no han estad vo expuestas. Entonces, a medida que este grupo empiece a salir, puede volver la cadena de transmisión y darse una segunda ola.

Por último, ¿cuándo se dará la actualización de los fallecidos por el COVID-19?

Tenemos 30 mil fallecidos confirmados por COVID-19, además, por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica han llegado otros 11 mil fallecidos que están en condición de sospechosos, están en investigación y cada Diresa del país está buscando las historias clínicas de los fallecidos. No es un proceso fácil porque los hospitales estaban llenos de pacientes y no se tenía acceso a las historias clínicas. Y, por otro lado, tenemos el Sinadef con 65 mil certificados de defunción (que dice la palabra COVID-19 dentro de los diagnósticos). Sin embargo, no todos tienen prueba, a estos fallecidos se le está haciendo una evaluación de cada historia clínica para poder evaluar si verdaderamente podemos catalogarlos como COVID-19. El proceso de pedirle pruebas a cada uno ha sido tedioso y seguimos avanzando.

COVID-19 en Perú, últimas noticias:

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.