EN VIVO - Manchester United vs. Liverpool: sigue el minuto a minuto del clásico de la Premier League con Cristiano Ronaldo

Piura: en fiesta COVID detienen a oficial del Ejército y policía

Según los vecinos, en el tercer piso del inmueble de propiedad de un agente policial funcionaba un prostíbulo clandestino violando las normas sanitarias ante la COVID-19.

Entre los 28 intervenidos  figura un oficial del Ejército y un policía. Foto Macroregion PNP.
Entre los 28 intervenidos figura un oficial del Ejército y un policía. Foto Macroregion PNP.

Piura. Un grupo de 28 personas, entre ellos un agente policial y un oficial del Ejército peruano fueron detenidos la madrugada del sábado luego de que los vecinos de la urbanización Los Hermanos Cárcamo alertaran a los agentes de la comisaría de Los Algarrobos de que, en la MZ D LT 13 del referido lugar, se encontraba bailando y tomando cerveza sin ningún control.

Ante el llamado a la Policía Nacional, el comisario, mayor PNP Marco Torres se entrevistó con el propietario de la vivienda, quien se identificó como el agente PNP Juan Giraldo Giraldo. Este agente insistió ante sus colegas que solo se encontraba en un momento familiar sin bebidas alcohólicas. Incluso, pidió a sus compañeros que revisaran el tercer piso del inmueble para asegurarse de que todo estaba en orden.

PUEDES VER

Efectivamente, los efectivos del orden se percataron que todo estaba tranquilo. Pero, grande fue su sorpresa cuando estaban a punto de retirarse. Los ruidos de algunas mesas y sillas en el primer piso los obligaron a una revisión exhaustiva de todos los ambientes. Pese a la negativa del suboficial Gilardo, sorprendieron a 28 personas que estaban escondidas de la presencia policial.

Así, los policías concluyeron que ante el llamado de la Policía, estas personas bajaron del tercer al primer piso, pues la advertencia de los vecinos era de que en la parte más alta del inmueble funcionaba un prostíbulo clandestino. Durante la intervención también se intervino al alférez del Ejército Peruano Alex Guardia Mona (29), así como la esposa e hijo del agente policial dueño del inmueble.