EN VIVO - Castillo supera a Fujimori en etapa final de actas contabilizadas de la ONPE

Lambayeque: camiones cisterna distribuyen agua sin autorización sanitaria

Leonardo Muñoz

Distribución gratuita de agua para consumo humano. Foto referencial: Epsel.
Distribución gratuita de agua para consumo humano. Foto referencial: Epsel.

Contraloría advirtió, además, que certificado de desinfección de camiones se encuentra vencido o data de marzo del 2016. Epsel señaló que autorizaciones están en trámite y que agua es apta para el consumo humano.

Coronavirus en Perú | A través del Decreto de Urgencia n.° 036-2020, el Ejecutivo estableció disposiciones para el abastecimiento gratuito de agua para el consumo humano a las zonas que no cuentan con una conexión sanitaria, a fin de mitigar la propagación del COVID-19.

La Contraloría General de la República (CGR) advirtió que no se estaría midiendo la cantidad de cloro residual en el agua distribuida por los camiones cisterna de la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (EPSEL), los cuales tampoco cuentan con autorización sanitaria, colocando en riesgo la calidad del líquido elemento.

PUEDES VER Chiclayo: intervienen a 29 personas en bar clandestino por infringir medidas sanitarias [VIDEO]

Según el informe de visita de control n.° 002-2020, la Oficina de Control de Calidad estableció que los vehículos encargados de trasladar agua hacia puntos distantes de Chiclayo, el personal técnico operativo debe colocar 1000 ml de una solución de 1% de hipoclorito de calcio al 65% por cada 10 m3, a fin de obtener un cloro residual entre 1 y 1.5mg/l que permita garantizar la desinfección durante el tiempo que demore el traslado y reparto de agua potable a los usuarios.

Tal como dice el documento, la solución debe realizarse a 1/3 del volumen del tanque de la cisterna para asegurar una mezcla efectiva del desinfectante con una concentración homogénea.

Sin embargo, el equipo auditor constató que cada conductor se autoabastece de la mezcla mediante un galón de cuatro litros y luego vierte todo el contenido hacia el camión cisterna cuando esta se encuentra al 50% de su capacidad.

“Durante el acompañamiento realizado no se verificó la presencia de supervisión en dicho proceso y tampoco se observó la medición del cloro residual (...) No se pudo constatar que se haya medido la concentración inicial ni la final del cloro residual”, concluye el informe.

PUEDES VER Lambayeque: más de 25.000 personas intervenidas en agosto por incumplir estado de emergencia

Observaciones

Asimismo, la Contraloría detectó que el certificado de desinfección de dos camiones cisterna se encuentran vencidos, mientras que a las otras dos unidades no se les realizó una limpieza y desinfección desde marzo del 2016. De igual forma, según el informe de control, siete camiones cisterna no cuentan con autorización sanitaria vigente, la cual venció en abril de este año.

Es necesario precisar que, tal como hace constar la comisión auditora, a raíz de la visita de control realizada entre el 18 y 28 de agosto, la entidad solicitó la renovación de estas autorizaciones y también empezó a efectuar la medición del cloro residual.

Consultado al respecto, el jefe de la Oficina de Control de Calidad de Epsel, Lorenzo Bocanegra Campos, señaló que se trataría de “hechos particulares” que ya habrían sido corregidos por la entidad. No obstante, aseguró que toda el agua que sale de planta es apta para el consumo humano pues cumple con los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud (Minsa).

“El agua que se coloca en las cisternas ya está tratada, pero le colocamos una solución adicional para garantizar que llegue con una concentración debida. (...) Las autorizaciones vencieron en abril, en plena pandemia, está pendiente la expedición de una nueva autorización. Garantizo que el agua que sale de planta es apta para el consumo”, puntualizó.