Los desafíos de los padres en la educación escolar de sus hijos durante la pandemia

A cinco meses del inicio de las clases virtuales, la conectividad es uno de los principales problemas para los padres, sobre todo en las zonas rurales del país.

La Republica
Estudiantes suben a cerros para poder captar señal y sintonizar Aprendo en Casa. (Foto: archivo)
Andi Chero

La llegada de la COVID-19 a nuestro país no solo fue un reto sanitario sino también implicó un cambio en el régimen educativo porque coincidió con el inicio del año escolar. La organización de un programa virtual demandó de premura y compromiso por parte del Estado, instituciones educativas, padres de familia y docentes.

Frente a este escenario, el Ministerio de Educación (Minedu) dio inicio el 6 de abril a las clases virtuales bajo el nombre de Aprendo en casa, proyecto multicanal de educación a distancia del Estado que dio continuidad al año escolar con la utilización de canales digitales en señal abierta.

PUEDES VER Aprendo en Casa EN VIVO HOY miércoles 2 de setiembre: clases virtuales para inicial, primaria y secundaria

¿Qué problemas afrontan los padres de familia?

A unos días de cumplirse los cinco meses de la modalidad de las clases remotas, aún hay desafíos contra los que millones de padres de familia lidian para que sus hijos lleven sus lecciones diarias.

Conectividad

“Es muy difícil llevar las clases virtuales. Aquí en la sierra no hay Internet y también es difícil seguirlas por televisión”, relata Vilma, una madre del colegio José Antonio Encinas de Pariashpampa en la provincia ancashina de Siguas. También añade que sus hijos de 4 y 15 años se conectan en el centro de salud de la zona para no tener retrasos en sus clases.

La conectividad es uno de los principales problemas para los padres, sobre todo de zonas rurales del país. La Encuesta Nacional de Hogares 2019 reveló que un 35,9% de peruanos solo tenía acceso a Internet y en el área rural solo el 5%.

Aprendo en Casa Cajamarca

“La mayoría de nuestros padres de familias tienen economías muy precarias. Se les hace muy difícil acceder a una red de Internet permanente y la mayoría de ellos accede a través de la compra de paquetes de datos, lo cual es aún más costoso todavía”, señaló Fernando Valencia, secretario general del sindicato de profesores de la región Callao en diálogo con La República.

Para que el estudiante pueda recibir sus clases virtuales no solo debe contar con Internet también debe poseer los dispositivos electrónicos adecuados (tablet o computadora); un dispositivo que, según el sondeo de la Encuesta Nacional de Hogares, solo es viable en un 32,1% de peruanos.

Los celulares han sido los accesorios más usados desde que empezó el programa Aprendo en casa. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el 93,3% de los hogares en el país cuenta con al menos un celular.

Esto se vio reflejado en los resultados del estudio a familias que realizó la oficina de Seguimiento y Evaluación Estratégica del Minedu entre abril y julio, donde se evidenció que un 43,5% de estudiantes accedió a las clases virtuales desde la aplicación WhatsApp.

El WhatsApp es el segundo canal por el cual los alumnos acceden al programa Aprendo en Casa. (Foto: Encuesta de la oficina de seguimiento)

Los progenitores consultados por La República señalaron que esto se ha vuelto un problema, ya que muchos de ellos solo cuentan con un teléfono celular, cuya utilización oscila entre el uso personal y la parte académica.

“Muchos de los papás no tienen computadora o una laptop. En su mayoría, ellos cuentan con el apoyo del teléfono y, a veces, en el hogar solo se posee uno, el mismo que tiene que ser compartido con uno, dos o tres hijos”, acota Valencia, también docente de Ciencias Sociales.

En tanto, desde el ente rector de la educación peruana se ha concretado una adquisición de 1 506 430 tablets que serán repartidas a los alumnos de cuarto de primaria a quinto de secundaria de instituciones educativas de zonas rurales, en el mes de octubre.

PUEDES VER Oswaldo Zegarra Rojas es designado como el nuevo superintendente de la Sunedu

Problemas de economía y disminución de acompañamiento

El acompañamiento de los padres durante los primeros meses de Aprendo en Casa fue elogiado por muchos docentes y autoridades gubernamentales. “De alguna manera se veía el apoyo de ellos o bien conectados, lo que les permitía acceder a los chicos a la educación remota”, resalta Valencia.

No obstante, el impacto de la pandemia fue debilitando la economía y los pocos recursos monetarios no mitigaban las necesidades del núcleo familiar. Un estudio del Instituto Peruano de Economía calculó que cerca de 4,7 millones de empleos fueron afectados entre marzo y mayo como consecuencia del estado de emergencia.

Carmen Ruíz Torres es madre de dos pequeños de 4 y 15 años, respectivamente, además de ser tesorera de la Asociación de Padres de Familia (APAFA) del colegio 22262 Lomo Largo en el distrito de Sunampe, Chincha. Ella manifiesta que desde el levantamiento de la cuarentena retomó la venta de tamales y la atención de su chacra. “Aquí, lo que menos se tiene es trabajo. No hay dinero para la Internet ni mucho menos para pagar las impresiones”, explica.

Aprendo en casa

“Con el inicio de la reactivación económica, muchos padres de familia se vieron obligados a salir a trabajar, inclusive llevándose sus teléfonos. Por ello, tampoco ya no pueden acompañar a sus hijos (durante el desarrollo de las clases)”, comenta el docente Valencia.

Otro reto que deben enfrentar muchos padres de familia es la falta de ayuda en las tareas. De acuerdo al Minedu, un 15,8% de ellos no saben cómo apoyar a sus hijos o no entienden acerca del tema tratado, mientras que un 14,9% afirma no tener la experiencia suficiente.

“Cuando son temas fáciles puedo ayudarles a mis hijos, pero cuando son temas fuertes allí ya no puedo hacer nada”, apunta doña Vilma.

PUEDES VER Minedu canceló compra de zapatos y carteras para trabajadoras administrativas de sede central

Insatisfacción por el contenido

Otro de los elementos dentro de la educación virtual de Aprendo en casa es el programa que se transmite por radio y televisión. Al respecto, la encuesta de seguimiento del Ministerio de Educación revela que un 71% de los estudiantes se sentaron frente a la pantalla de su televisor y el 15,1% sintonizaron la señal de Radio Nacional.

Estas cifras concuerdan, en parte, con la Encuesta Nacional de Hogares del año pasado que estimaba que un 80,7% de ciudadanos contaba con una televisión; y el 51,7% poseía una radio.

40 mil no han accedido al programa “Aprendo en Casa” por no tener acceso a medios de comunicación.

A pesar de este escenario, los padres y docentes consultados expresaron su insatisfacción con el contenido audiovisual. En sus palabras, ellos señalan que se debe a la poca profundización de los temas.

“Creo que se ha desperdiciado mucho dinero, pero el contenido además de no ser interesante le ha faltado más producción, no está hecho acorde a las necesidades de los estudiantes. Por ello, nosotros lo tomamos como un complemento de las clases que desarrollamos a través de WhatsApp”, sostiene el docente del colegio José Olaya 5127, Fernando Valencia.

Al respecto, cabe recordar que el Minedu recibió un total de S/ 161 millones 974 mil de presupuesto en el marco de la pandemia. De este saldo, 2 273 810 soles fueron invertidos para la implementación de Aprendo en casa, el cual incluyó alquiler de equipos, espacios de grabación y personal; indicó un vocero del organismo consultado por este diario.

Por su parte, la integrante de la APAFA, Carmen Ruíz, asegura que la estrategia del Gobierno no está siendo efectiva en los niños, ya que las sesiones “no son entendidas por los estudiantes a tal punto que las tareas que deja el profesor terminan siendo realizadas por los padres o hermanos mayores”.

Finalmente, para doña Vilma los programas de radio y TV no pueden ser entendidos en su totalidad a causa de dos razones: la elocuencia de los conductores, así como el empleo de términos que no concuerdan con el dialecto de su comunidad.