El impacto de la COVID-19 en los pacientes con cáncer en Lambayeque [INFORME]

Leonardo Muñoz

De esta manera vienen recibido sus quimioterapias los pacientes con cáncer en Lima, quienes luchan por su vida en medio de la pandemia. Foto: La República.
De esta manera vienen recibido sus quimioterapias los pacientes con cáncer en Lima, quienes luchan por su vida en medio de la pandemia. Foto: La República.

El número de atenciones disminuyó por debajo del 40% debido al estado de emergencia. En lo que va del año, se registraron 1.157 pacientes, de los cuales 243 son casos nuevos. Además, solo el 2% se habría contagiado de coronavirus.

El nuevo coronavirus nos encontró con la guardia baja y con un sistema de salud que diariamente colapsa. Antes de que iniciara la emergencia sanitaria, los pacientes con cáncer recibían tratamiento únicamente en el Hospital Regional Lambayeque (HRL). El resto de establecimientos de salud realizaba tamizajes para detectar la enfermedad. Pero, con la llegada de la COVID-19, todo cambió.

El hospital pasó a atender exclusivamente a pacientes contagiados con el virus, mientras los centros de salud cerraron sus instalaciones. Nadie podía enfermarse. La emergencia obligó a improvisar un nuevo ambiente de atención para continuar con el tratamiento de los pacientes con cáncer: el Centro de Salud de Cerropón.

PUEDES VER Lambayeque: director pide al Minedu descentralizar UGEL Chiclayo

La coordinadora regional de la Estrategia de Prevención y Control del Cáncer, Derlly Baldera Céspedes, explicó que, durante los primeros meses, las atenciones se redujeron casi al 40% debido a la limitada infraestructura hospitalaria, a la falta de personal y al temor de los pacientes de asistir a un establecimiento de salud.

“Los servicios de oncología nunca han parado porque ellos son población de riesgo. Las atenciones se han dado en menor porcentaje, pero a partir de junio y julio se han incorporado más pacientes a recibir sus tratamientos, con lo cual la cobertura ha llegado al 70%”, agregó la especialista.

Según cifras proporcionadas por la Gerencia Regional de Salud (Geresa), de enero a julio se atendieron 1.157 pacientes con cáncer, quienes recibieron medicinas, quimioterapia y terapia del dolor.

Además, en estos meses se realizaron 7.196 tamizajes, donde se detectaron 243 casos nuevos principalmente de cáncer de mama y cuello uterino (ver infografía). Sin embargo, la falta de atención habría originado un subregistro de casos. Otro de los problemas originados por la pandemia fue la dificultad para referir pacientes a otras ciudades.

Estadístincas del cáncer en Lambayeque.

PUEDES VER Lambayeque: 2.774 intervenidos durante el fin de semana por no acatar el toque de queda

COVID-19

Pese a encontrarse en situación de riesgo por su comorbilidad, la coordinadora señaló que esta población no se ha visto muy afectada por el nuevo coronavirus. Aunque no cuenta con cifras oficiales, estima que apenas el 2% resultó contagiada. Sobre lo que sí existe un dato real es sobre los decesos: en estos siete meses, 35 pacientes con cáncer han fallecido, 17 de ellos en el HRL.

“Ha sucedido algo muy inusual: los pacientes de cáncer no han dado positivo para COVID-19. Hemos tenido casos de coronavirus, pero asintomáticos o que ya habían superado la enfermedad. Los pacientes no fallecieron por el coronavirus, sino por el avance de su enfermedad crónica”, precisó Baldera.

Para la especialista, esto se debería a la efectividad del aislamiento social como a la contención emocional brindada por sus familiares durante los meses de pandemia.

“El paciente oncológico fortalece su sistema inmunológico por la contención emocional de su entorno”, puntualizó.