El lento proceso para traer gas de Camisea a los hogares de Cusco

José Víctor Salcedo

La Republica
GASOCENTRO CAMISEA. Así avanza la construcción del gasocentro en la ciudad del Cusco.

MUCHA DEMORA. Primer gasocentro para abastecer con GNV a vehículos debió estar funcionando desde diciembre del 2019.

El gobernador regional del Cusco, Jean Paul Benavente García, prometió en campaña traer el gas de Camisea a los hogares cusqueños en un plazo de seis meses. Casi 20 meses después de iniciada su gestión los dos proyectos que tienen ese objetivo avanzan con lentitud.

El primer proyecto es impulsado por el Gobierno Regional y el Consorcio Camisea para la instalación de tres gasocentros para surtir con Gas Natural Vehicular (GNV) a taxis en las ciudades de Cusco y Quillabamba (La Convención). Los gasocentros debían estar listos en diciembre del 2019, pero no fue así.

PUEDES VER: Semáforo COVID-19 y cómo está el virus en distritos de Cusco

El director Regional de Energía y Minas (DREM), Iván Prado Barreto, informó que aceleran los pasos para construir el primer gasocentro GNV en el distrito de San Jerónimo. “La construcción se estima que estará culmina en dos meses tomando en cuenta en estos tiempos de pandemia, cuarentenas, aislamiento y cumplimiento de protocolos COVID-19”, explicó.

Concluida la edificación empezarán las pruebas ante OSINERGMIN y, luego, entrará en operación. El gasocentro surtirá combustible barato a menos de 2 soles el metro cúbico (m3).

En tanto, el primer taller de conversión de vehículos gasolineros a GNV de Limagas Natural, ubicado en la zona de Huancaro (Santiago), está a punto de obtener la autorización del Ministerio de Transportes y Comunicaciones para empezar los trabajos. Estos dos componentes forman parte del proyecto de Masificación del gas natural de Camisea en Cusco. Consiste en la construcción de tres gasocentros a GNV y la conversión de 1 000 vehículos gasolineros al sistema GNV. Cada empadronado ahorrará US $ 1 000. El proyecto cuesta US $ 5 millones y es financiado por Camisea.

El segundo proyecto corresponde a la construcción de la Planta de Fraccionamiento de Gas Natural de Kepashiato, La Convención. Tras varias caídas de los procesos –unas cinco veces desde el 2010- para elaborar el expediente técnico, ahora volvió a empezar el camino para que por fin se contrate a la empresa que elabore el expediente técnico.El valor referencial aproximado de la contratación es de S/ 4.5 millones. Según cálculos anteriores, la obra costará 100 millones de soles y produciría unos 3 000 balones de gas diarios. Con eso se podría bajar el costo del balón de 10 kilos a S/ 25. Actualmente el costo oscila entre 35 y 38 soles en la Ciudad Imperial y supera ampliamente ese valor en La Convención, donde se hallan las reservas de gas. Allí puede llegar a costar más de S/ 50.