Neumonía y dengue, el otro frente de batalla que se desarrolla en Cusco

22 Ago 2020 | 9:15 h
Cusqueños además del coronavirus, también son acechados por el dengue, las IRA y neumonías. Foto: La República
Cusqueños además del coronavirus, también son acechados por el dengue, las IRA y neumonías. Foto: La República

A pesar de que Cusco registra una disminución en las infecciones respiratorias, las muertes por esta causa siguen aumentando. Además, el dengue no da tregua y continúa incontrolable.

En la región Cusco, la pandemia desatada por el nuevo coronavirus registra —hasta el 21 de agosto— 25.110 casos y ha cobrado la vida 601 personas por lo que tasa de letalidad es del 2,81%. No obstante, otras enfermedades acechan a los cusqueños: las infecciones respiratorias agudas, neumonías y el dengue.

De acuerdo al último boletín epidemiológico de la Dirección Regional de Salud (Diresa) Cusco, hasta la semana 31 del este año, se reportaron 20.228 eventos de infecciones respiratorias agudas (IRA). Aunque el informe representa la cifra más baja en los últimos cinco años, estas preocupan a las autoridades sanitarias.

PUEDES VER: Policías de Tránsito repartieron 400 almuerzos entre las ollas comunes de Cusco

En relación con las neumonías, la región Cusco registra 832 casos y 51 muertes. Son 222 los eventos en los menores de 5 años, población vulnerable donde se consignan 4 defunciones. Los casos en adultos mayores son 610, las muertes llegan a 47.

Teniendo en cuenta la vulnerabilidad de los dos segmentos poblacionales para neumonías, las defunciones ocurren en mayor proporción en los adultos mayores, donde el 91,5% recibió atención médica; mientras que en el caso de los niños, el 50% fue atendido hospitalaria o ambulatoriamente.

La tasa de letalidad por neumonías este año aumentó a 7,1% en adultos mayores, lo que representa una de las más altas en los últimos 15 años.

En la Diresa explica que si bien el número de casos son menores, de igual modo hay preocupación por las muertes. Respecto al descenso en las cifras, manejan dos hipótesis, una relacionada con el periodo de cuarentena y confinamiento que puso en menor riesgo a la población vulnerable, así como las clases no presenciales en instituciones educativas; la otra hipótesis apunta a que por el temor a asistir a los centros de salud y contraer la COVID-19, la gente no acude a los establecimientos de salud por lo que existiría un subregistro de enfermos.

PUEDES VER: Cusco: Médicos muestran extrañeza por uso de kits de medicinas para enfrentar la COVID-19

Rebrote del dengue

A inicios de año, la provincia de La Convención fue epicentro de un rebrote del dengue, que a la fecha suma 1.235 casos, la mayor cifra de los últimos cinco años. Los distritos de Santa Ana y Pichari son los más afectados por la enfermedad.

En las últimas tres semanas solo se reportó un caso; sin embargo, la Diresa afirma que no se tiene control del brote. “Lamentablemente se enfrenta una doble plaga, el coronavirus y el dengue, que es una enfermedad endémica”, refiere el director de la Diresa, Dario Navarro.

También se reportan casos en Paucarambo y Quispicanchi, zonas de ceja de selva.