Reportan 138 alertas por abandono de adultos mayores y personas con discapacidad durante pandemia

17 Ago 2020 | 17:26 h
Adultos mayores

El programa Amachay, en coordinación con municipios de Chiclayo, se encarga de ayudar a población de alto riesgo. Durante la emergencia, el 77 % de sus atenciones fue por sospecha de COVID-19.

Coronavirus en Perú. Cuando inició el estado de emergencia por la COVID-19, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) implementó una Red de Soporte al Adulto Mayor en Riesgo y Personas con Discapacidad Severa bajo el nombre de programa Amachay que en quechua significa ‘cuidado', ‘protección'.

En Lambayeque, cinco distritos fueron priorizados para recibir la atención de esta plataforma que busca velar por el buen estado de salud física, mental y emocional de esta población vulnerable.

PUEDES VER Lambayeque volvería a cuarentena ante rebrote de contagios de COVID-19

El coordinador regional de Amachay, Enrique Muñoz Valderrama, informó que hasta el momento el programa llega a 13.200 personas de alto riesgo de Chiclayo, José Leonardo Ortiz, La Victoria, Pimentel y Pomalca. De esta cifra, entre mayo y lo que va de agosto, 1.683 personas requirieron de algún tipo de atención médica o asistencial.

Según información proporcionada por la Red, 1.295 alertas fueron por sospecha del nuevo coronavirus, 208 por problemas de alimentación, 138 por sospecha de encontrarse en situación de abandono y 42 por sospecha de violencia física o verbal. Estas alertas luego son verificadas por personal especializado.

“La red, a través de las municipalidades priorizadas, ofrece consejería de prácticas saludables, identificación de población en riesgo, coordinación de inmunizaciones. Se atiende a personas mayores de 60 años que presenten alguna comorbilidad (diabetes, cáncer, hipertensión) y a las personas con discapacidad”, precisó Muñoz.

PUEDES VER Controversia por administración de Centro de Aislamiento Temporal para pacientes COVID-19

A nivel regional, Amachay, con el apoyo de los cinco municipios, cuenta con 563 actores sociales encargados de realizar el monitoreo a través de llamadas telefónicas. Si se identifica alguna situación de riesgo, canalizan la alerta través de EsSalud, Seguro Integral de Salud (SIS), Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) o de las propias municipalidades según corresponda.

“Existieron dificultades debido a los problemas estructurales que atraviesa el sector Salud. La gestión de alertas se demoraba un tiempo, porque el personal de salud no estaba completo, estaba en cuarentena o contagiado, pero poco a poco se ha ido superando”, refirió el coordinador.

Video Recomendado

Lazy loaded component