“No me asusté en lucharla”: bisabuela de 83 años se convierte en una exitosa corredora de bienes raíces

Yessenia Valerio

yessenia.valerio@glr.pe Valerioyesy

13 Ago 2020 | 20:13 h
Gladys Valerius no se amilanó ante las adversidades y se convirtió en una exitosa corredora de bienes raíces. Foto: Facebook

La peruana Gladys Valerius perdió su empleo de 17 años por su avanzada edad, eso la impulsó en reinventarse, estudiar y convertirse en una agente de bienes raíces en EE.UU.

Madre de seis hijos, abuela de 10 nietos, bisabuela de otros seis y una exitosa corredora de bienes raíces, así es la orgullosa peruana Gladys Valerius que, a sus 83 años obtuvo su licencia de agente inmobiliaria en el estado de la Florida, Estados Unidos.

Sin embargo, para llegar a ese logro, Gladys tuvo que enfrentar un duro golpe. En febrero de 2020 se quedó sin empleo después de pasar los últimos 17 años trabajando en una oficina de corretaje, donde empezó como secretaria y terminó como manager.

PUEDES VER: El doctor Esperanza: “Sí se puede parar al COVID-19”

Ese obstáculo no amilanó a la mujer pisqueña y en marzo de este año tomó una decisión admirable: convertirse en un agente de bienes raíces. “Me inscribí en la escuela a estudiar, me presenté al examen que en una hora terminé y saqué una buena calificación, después me dieron mi licencia y ahora estoy muy feliz”, contó Gladys a La República.

Gracias a la ayuda de su nieto, Valerius tiene su propia página web “BrickellbyGladys”, donde ofrece sus servicios como agente inmobiliario, cuya función es la compra y venta de departamentos y casas en Estados Unidos, donde vive hace más de 20 años tras irse de su “querido Perú”.

Gladys Valerius de Cortés de padres norteamericanos nació y creció en Pisco, Perú, donde se convirtió en la pionera de la industria de la moda al producir y vender durante 40 años, moda artesanal confeccionada con alpaca y algodón.

Bisabuela de 83 años se convierte en una exitosa corredora de bienes raíces

PUEDES VER: ¿Cuáles son las secuelas más prominentes que deja la COVID-19 a corto plazo?

Su familia sabe que no solamente es mamá y abuela, sino toda una empresaria. El amor que le tienen le ha permitido avanzar y superar golpes muy duros como la muerte repentina de uno de sus hijos y la pérdida hace apenas dos años de su esposo, Alejandro, con quien se casó en 1963 y que siempre lo considerará “el amor de mi vida”.

Sus clientes que ella cuenta por decenas dan la mejor referencia de su trabajo, porque es tal su compromiso y sus ganas de seguir adelante, que ni la pandemia del coronavirus ha logrado detenerla. Si se le pregunta cuál es su secreto, Gladys no duda en responder que nunca debemos quedarnos de brazos cruzados y ese ímpetu lo lleva en las venas porque es peruana.

“En el Perú no nos asustamos a lucharla, a empujar, estamos acostumbrados a salir adelante. Tener mucha fe en Dios, mantenerse ocupada, positiva, ayudar y ser muy felices”, culminó la carismática mujer.

Video Recomendado

Lazy loaded component