Ambulantes de Tacna: Somos los que nos quedamos sin trabajo en la pandemia

13 Ago 2020 | 15:35 h
Foto tomada a finales de junio. Así lucían las calles de Tacna, abarrotadas de personas.
Foto tomada a finales de junio. Así lucían las calles de Tacna, abarrotadas de personas.

La avenida Coronel Mendoza, donde se instalaban los ambulantes, ha sido cerrada para evitar el contagio de la COVID-19. Cientos de personas se han quedado sin un espacio para vender sus productos.

La Municipalidad Provincial de Tacna cerró, desde el martes, la avenida Coronel Mendoza, lugar que se había convertido en el punto del comercio ambulatorio de la ciudad. Ante ello, los vendedores que trabajaban en la zona han expresado su reclamo por la falta de opciones para obtener ingresos para sus familias.

Son alrededor de 500 los vendedores ambulantes los que se apostaban a lo largo de esa avenida. Algunos de ellos han señalado, a través de las redes sociales, que antes de la pandemia contaban con otros trabajos; sin embargo, la situación actual no les permite retornar a esas actividades.

PUEDES VER: Tacna: dos ancianos del asilo “San Pedro” murieron de COVID-19

Detallaron que entre sus antiguas actividades estaba el transporte internacional (colectivos a Arica) y la venta de desayunos y jugos en los mercados. Algunos estaban en el comercio formal alquilando puestos en galería o mercadillos, pero no pudieron continuar pagando el arriendo.

“También hay muchas manicuristas y madres solteras que no tienen donde dejar a sus hijos (por eso trabajan con sus hijos al lado)”, explicaron los ambulantes. Ellos han solicitado al alcalde de la provincia, Julio Medina, una audiencia.

PUEDES VER: Tacna suma 2 mil 303 pacientes que derrotaron al coronavirus

Quieren buscar una alternativa de solución ante los problemas que enfrentan para trabajar. Temen al contagio de la COVID-19, pero necesitan trabajar. Mientras tanto la avenida Coronel Mendoza continúa siendo resguardado por policías y serenos.

Video Recomendado

Lazy loaded component