Chiclayano dona 1.000 protectores faciales para personal de salud de su región [FOTOS]

Su desinteresada labor ha beneficiado a más de 500 profesionales de la salud de las localidades de Chiclayo, Belén y Ferreñafe. Foto: composición La República

Tras haber beneficiado al personal de salud de las localidades de Chiclayo, Belén y Ferreñafe, el joven altruista tiene un nuevo objetivo: donar protectores faciales a personas con discapacidad y niños de albergues.

Sociedad LR
09 Ago 2020 | 0:08 h

Un arquitecto chiclayano cumplió su sueño tras ganar el concurso Acción Ya de la Fundación Telefónica. El objetivo de nuestro compatriota fue donar protectores faciales a los médicos de Lambayeque.

Con los pensamientos en un solo norte, Luis Serquén planteó su idea con el rótulo Flexi Face Shield (escudo facial flexible). Su proyecto consistía en fabricar protectores faciales con una impresora 3D.

PUEDES VER En cuatro regiones del sur instalan carpas hospitalarias entregadas por Southern

Cuando Luis presentó esta iniciativa a la Fundación Telefónica, su consigna seguía intacta: ayudar a los profesionales de la salud que están en la primera línea de batalla luchando contra el nuevo coronavirus (COVID-19).

Cabe mencionar que su proyecto no se limitó a explicar aspectos meramente técnicos del producto de bioseguridad. La propuesta tuvo un trasfondo altruista que impactó a los miembros del jurado.

Según Andina, el filántropo hombre propuso crear y entregar a galenos, enfermeros y biólogos un total de 1.000 protectores faciales. El uso de este elemento ayudaría al personal de salud a protegerse del virus.

PUEDES VER Sacerdote y monjas dan apoyo emocional a enfermos por COVID-19 en hospital Dos de Mayo

Los logros no tardaron en llegar para el joven chiclayano, quien recibió un financiamiento para poner en marcha su proyecto. Tras ello, Serquén compró una segunda impresora 3D y nuevas herramientas de empaque y sellado.

Su desinteresada labor ha beneficiado a más de 500 miembros del personal de salud de las localidades de Chiclayo, Belén y Ferreñafe. La donación ascendió a 1.000 protectores faciales, cuyo uso será determinante para preservar la salud.

PUEDES VER Irwin Bruno, el artista urbano que pinta a los doctores fallecidos en la lucha contra el coronavirus

El elemento de bioseguridad donado ostenta un valor agregado. Se trata del cambio de lámina frontal de forma manual. En declaraciones para el medio local, el arquitecto reveló que tiene un taller en su casa, donde junto a su madre y parientes producen los protectores.

Luis Serquén no deja de soñar, dado que ahora se ha propuesto ayudar a personas con discapacidad, niños de albergues o gente con enfermedades críticas como el cáncer. Para lograrlo, tendría que recibir el financiamiento de una institución.

Newsletter Alerta LR

Suscríbete aquí a la Alerta Web de La República y recibe en tu correo electrónico las noticias de último minuto al instante.

Video Recomendado

Lazy loaded component