La importante labor de los nutricionistas durante la pandemia y su lucha por ser reconocidas

Estéfany Luján

isabel.lujan@glr.pe IsaLujn

06 Ago 2020 | 16:38 h
Equipo de Nutrición del Hospital Almenara. Foto: EsSalud
Equipo de Nutrición del Hospital Almenara. Foto: EsSalud

Entrevista a la jefa del área de Nutrición del Hospital Almenara. En el día del nutricionista peruano, vale recordar su rol en el cuidado de pacientes críticos con COVID-19 hospitalizados.

Cuando la magíster Ruth Mary Toledo asumió la Jefatura del área de Nutrición del Hospital Nacional Guillermo Almenara, sabía que debía luchar para que sus colegas sean reconocidos como profesionales que también batallan en primera línea contra el avance de la pandemia de la COVID-19, que ya ha dejado más de 20.000 muertes en el Perú.

Hoy, 6 de agosto, se conmemora el Día del Nutricionista Peruano. Y los 66 profesionales de nutrición del Almenara se encuentran, ahora mismo, velando para que cada uno de los pacientes internados en las históricas instalaciones del establecimiento de salud reciban el soporte alimentario que necesitan para mejorar o sobrevivir.

PUEDES VER: Es falso que “alimentos alcalinos” con pH mayor a 5,5 contrarresten el coronavirus

Diariamente, ellos están en contacto con al menos 1.000 hospitalizados con coronavirus y los 28 infectados que se hallan en UCI, todos los días, luchando a través de sus conocimientos, asistiendo con una dieta hiperproteica, pues aunque la nutrición era uno de los pocos problemas en los que se pensaba cuando comenzó la crisis del SARS-CoV, muchos de los pacientes que llegan a UCI son obesos o diabéticos y que reciban una alimentación adecuada también marca el límite entre la vida y la muerte.

La labor de los nutricionistas aún no es muy visible en la lucha contra la COVID-19, para conocer un poco más sobre su labor ¿cuál es su trabajo diario en el aporte de la recuperación de pacientes con coronavirus?

Esta pandemia trajo un nuevo equipo de jóvenes. Ahora somos dos generaciones de trabajo conjunto. Como en toda institución, algunos colegas se tuvieron que aislar y los jóvenes se incorporaron a la labor.

Lograr el reconocimiento de que nuestra labor es indispensable durante la pandemia ha sido a través del trato directo con el paciente, pues estamos con el paciente en UCI. Junto a ellos, están los profesionales nutricionistas velando por su soporte nutricional ya sea este con sonda nasogástrica o monitoreando la dieta por vía oral de los demás hospitalizados.

En primera linea, como seres humanos que somos, tenemos mucho miedo, mucho pánico, pero la vocación de servicio y lograr que el paciente se recupere ha hecho que nos pongamos la camiseta.

¿Qué cambió en la labor de los nutricionistas durante la pandemia?

Estamos encargados del soporte nutricional que necesitan los pacientes. Cuando un paciente está hospitalizado, sabemos que no solo necesita la atención médica o la de enfermería. Esta labor tiene que ver con la forma que haremos para que ese paciente se recupere y que su estancia hospitalaria sea mínima y que salga en las mejores condiciones para retornar esa casa.

Servicio de Nutrición del Hospital Almenara. Foto: EsSalud

¿Cómo se compone el equipo de nutricionistas del Almenara?

Somos 66 nutricionistas, entre profesionales y técnicos, que atendemos en las tres áreas grandes que al 100 % son pacientes con coronavirus. Durante esta pandemia, el Almenara, que es emblemático e histórico con más de 70 años, sus antiguas estructuras se modificaron para convertirlo en hospital COVID-19.

¿A cuántos pacientes de UCI atienden?

En la Unidad de Cuidados Intensivos del Almenara hay 28 camas. Antes teníamos una uci de 20 camas, pero a la fecha los pacientes no COVID son apenas 4. Todas las camas están ocupadas.

¿De qué formas se les brinda la atención nutricional?

A los pacientes en UCI se les realiza la valoración nutricional, lo que llamamos tamizaje nutricional, de acuerdo a la información médica que obtenemos. Ellos están descompensados así que se les brinda el aporte calórico y proteico, mediante un tubo, lo que llaman la sonda nasogástrica o nasoyeyunal, de acuerdo a la gravedad del paciente, o también orogástrica que usualmente se elige para adultos mayores.

Cuando el paciente tiene un mejor porcentaje de saturación de oxígeno, que le permite pasar alimento, la vía oral es la primera elección. Se les brinda una dieta blanda y suplementación si es que hay solo un 50 % de ingesta para evitar su pérdida de masa muscular.

Especialistas brindan dieta hiperproteica a pacientes COVID-19 en UCI. Foto: ABC.es

PUEDES VER: ¿Qué tan cierto es que la vitamina C evita el resfriado común? Conoce los beneficios del antioxidante

Según el Instituto Nacional de Salud el 70 % de la población tiene obesidad y en el último estudio del Minsa señalan que 85 % de los casi 20.000 fallecidos por COVID-19 en Perú padecía obesidad. ¿Hace falta cultura nutricional?

El tema de la educación alimentaria en el Perú ha sido bastante limitada. La inversión en salud ha sido una debilidad antes de la pandemia. No es posible que estemos padeciendo muchas cosas porque simplemente se dejaron pasar los últimos 20 años. En el tema de nutrición hubo muy pocas campañas. Ello ha deteriorado la conducta alimentaria, el decidir por uno mismo, por la familia, qué vamos a comer, qué es saludable, qué es balanceado... eso afectó a nuestro sistema inmunológico de tal manera que no hemos estado preparados para esta pandemia. La importancia de comer sano y adecuado recién se está incorporando durante esta epidemia.

¿Cómo alertaría a la población acerca de las supuestas curas con alimentos ‘milagrosos'?

En el país sí hay una riqueza de alimentos con propiedades curativas que podría ayudar a los pacientes COVID con los síntomas, pero no hay sustento científico documentado. La orientación debe estar a cargo de un profesional.

Si bien es cierto que ahora es difícil acceder a un nutricionista de manera personal, el Colegio de Nutricionistas publica información en su página web para que puedan conocer sobre una alimentación balanceada.

Ya se habla débilmente de terapia física respiratoria tras el alta médica y ¿qué se hace para dar seguimiento nutricional a los recuperados de COVID-19?

Nosotros utilizamos la estrategia de teleorientación. Los colegas que están en aislamiento atienden a pacientes con COVID-19 que se van de alta.

También hay otro equipo que vio la evolución, la mejora y parte del tratamiento médico que han recibido y el soporte nutricional que han recibido

A la semana de alta los llamamos y si ya esta superado el cuadro y tiene otra enfermedad de fondo como diabetes o enfermedad renal se le derivará a otra profesional en aislamiento social que esta trabajando en teleorientación, para el monitoreo de la enfermedad.

La labor de los nutricionistas en tiempo de pandemia ha sido muy intensa.

Video Recomendado

Lazy loaded component