SMP: usaban goma, almidón y azúcar para falsificar pastillas y engañar a pacientes COVID-19 [VIDEO]

03 Ago 2020 | 3:18 h
La policía intervino a una pareja en SMP que se dedicaba a fabricar azitromicina y paracetamol bamba en un laboratorio clandestino. (Foto: Captura Panorama)
La policía intervino a una pareja en SMP que se dedicaba a fabricar azitromicina y paracetamol bamba en un laboratorio clandestino. (Foto: Captura Panorama)

Azitromicina, Panadol y Paracetamol. Los pacientes que no alcanzaban una cama tomaban las medicinas y nunca mejoraban. Si además tenían diabetes, el azúcar empeoraba su condición. "Ni siquiera es veneno, no tiene por qué exagerar", aclaró el implicado.

Agentes de la División de Investigación de Estafas de la Policía Nacional del Perú (PNP) intervinieron a una pareja que se dedicaba a falsificar y distribuir medicinas para el tratamiento del nuevo coronavirus (COVID-19), en el distrito de San Martín de Porres.

Para la producción de su ilegal mercadería, Jhonny Capcha Barzola y Anny Gamboa Almeida utilizaban azúcar, almidón de papa y goma de tragacanto. La goma de tragacanto es un polisacárido obtenido de la savia que se utiliza en repostería.

PUEDES VER Vía crucis de pacientes COVID para conseguir una cama UCI

De acuerdo a las imágenes mostradas por Panorama, el parecido de las tabletas con las medicinas originales era magistral.

Como podrá imaginarse, el uso de azúcar representaba una verdadera bomba de tiempo para los pacientes de diabetes, quienes además son población de riesgo ante la emergencia del nuevo coronavirus (COVID-19).

Lazy loaded component

La pareja fue intervenida en el preciso momento en que se alistaba para enviar un lote de 30 mil pastillas hacia el norte del país. Ambos quedaron al descubierto cuando parte de su cargamento cayó sobre la pista, cerca a la agencia de envíos ubicada en Los Olivos.

PUEDES VER Minsa pide a la población no automedicarse con ivermectina

La Policía calcula que en su improvisado laboratorio, camuflado entre tecnopores y plásticos para evitar el ruido delator de la máquina, se llegaron a falsificar más de un millón de estos medicamentos, tan urgidos y demandados en medio de la pandemia.

Las máquinas utilizadas por los falsificadores son de fabricación ‘hechiza’ y están prohibidas en nuestro país. Sin embargo, con ellas podían abastecerse de hasta 5 mil pastillas tan solo en una hora. Kilos de azitromicina, Panadol y paracetamol fueron hallados a granel envueltos en sacos sin ninguna garantía sanitaria.

PUEDES VER Niños con COVID-19 que ingresen a UCI no podrán ver a sus padres

En el colmo del cinismo, Capcha Barzola trató de minimizar los hechos ante sus captores. “Es solo eso, azúcar. Ni siquiera es veneno, no tiene por qué exagerar”, espetó. Minutos antes había dicho que solo eran “máquinas para hacer caramelos”.

Lo que no contempla duda alguna es que en el 2015 fue capturado por un delito similar, cuando se le halló en su poder cientos de miles de antibióticos. Sin embargo, la justicia decidió en ese entonces darle prisión suspendida. Obviamente, esa cura fue peor que la enfermedad.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.

Video Recomendado

Lazy loaded component