Ficciones económicas, laborales y mineras (VIII)

03 Ago 2020 | 1:50 h
Columna de César Caro.
Columna de César Caro.

Y aquí una interrogante: ¿cuánto ha aportado la minería peruana al fisco y cuánto han sido sus ganancias en los últimos 20 años?

Nadie niega la importancia de la minería en el Perú. Sin embargo, hay que recalcar que hay aspectos y normas que necesariamente deben cambiar, a pesar que en estos meses de pandemia y desconcierto político, creo que casi todos los días algún representante de la gran minería ha insistido en que se dé pase a muchos proyectos mineros, hoy detenidos por la falta de la “licencia social”, sin que los aspectos económicos, tributarios y la composición accionaria cambien un ápice. Marco que, dicho sea de paso, continúa invariable no obstante que en febrero presentó su informe la comisión de alto nivel encargada de proponer reformas para el mejor desarrollo de la minería, el cual ha pasado desapercibido.

PUEDES VER: Entre la economía y la salud

Y a decir verdad, más allá de proponer siguiendo la fórmula de Lampedusa: “cambiar algo para que nada cambie”, en la práctica da lo mismo que se haya presentado o no, dado que el estado peruano está muy lejos de percibir de “su minería”, en cifras y porcentaje lo que recibe el vecino del sur, que por ejemplo, el 2016 recibió US$ 3.400 millones, de los cuales US$ 1.800 millones correspondieron a la minería privada y US$ 1.600 millones a Codelco. Y aquí una interrogante: ¿cuánto ha aportado la minería peruana al fisco y cuánto han sido sus ganancias en los últimos 20 años? Y ello, sin desconocer que la producción minera chilena es mucho mayor que la peruana.

Pero también hay que recalcar que en tanto aquí, --por citar nuevamente un ejemplo-- cuando el Banco Mundial vendió las acciones que tenía en Quellaveco, 18.1% a una subsidiaria de la Mitsubishi Corporation, en US$ 888 millones, la cual posteriormente adquirió 21.9% más directamente a Anglo American, en una suma aun en duda: US% 600 millones o en US$ 833 millones, de acuerdo a uno de sus comunicados oficiales, sin que la región ni el estado se beneficiarán con un solo dólar.

Cuán distinto es lo que sucedió en Chile, en que cuando Anglo American Sur S.A., propietaria y operadora de la mina “Los Bronces”, filial de Anglo American, quiso vender el 49 % de sus acciones a Mitsubishi Corporation no pudo hacerlo por las leyes chilenas. Hoy Anglo posee el 50,1% de la propiedad, mientras que Codelco y Mitsui en joint venture, cuentan con el 29,5%, y el 20,4% restante es de Mitsubishi Corporation.

PUEDES VER: Arequipa: empresa dona más de 500 equipos de protección personal al hospital COVID-19

Por ello sería interesante hacer un ejercicio económico respecto al aporte que la minería peruana ha dado al país hasta la fecha, cuánto han ganado las empresas mineras en dicho lapso y sobre todo, cuánto habrá dejado de percibir el estado peruano si nuestras leyes fueran en algo similar a las chilenas…y sobre todo si fuéramos más nacionalistas, lo que hubiese impedido hechos como la venta, regalo digo mejor, de la Refinería de Cobre de Ilo, cuyo costo fue de aproximadamente 57 millones de dólares, en tanto que la planta de ánodos costo 11 millones de dólares. Es decir, la inversión total fue del orden de los 68 millones de dólares.

El valor de dicha inversión hecha en 1973 es equivalente al de US$401,972,786.47 dólares en el 2019. Y equivalen por la depreciación del dólar a US$233,280,000 dólares en 1994, año en que se vendió tan solo a US$ 65,000,000 millones, precio en que también se consideró la planta de metales preciosos. ¿Creen ustedes que algo similar se hubiese dado en países vecinos?

Video Recomendado

Lazy loaded component