¿La suspensión de clases presenciales afecta al desarrollo integral de un niño?

Kevin Arratea

kevin.arratea@glr.pe Kevin_Arratea

01 Ago 2020 | 15:05 h
El programa 'Aprendo en Casa' se desarrolló en el Perú a partir del 6 de abril. (Foto: Composición La República)

Debido a la crisis del coronavirus, en el Perú se implementó las clases a distancia, método que permitió que los estudiantes continúen sus estudios. Expertas brindan consejos para que los padres puedan apoyar a sus hijos en esta nueva etapa educativa.

Hace unas semanas, el Ministerio de Educación publicó una encuesta en la que el 35 % de los padres señaló que estaría dispuesto a enviar a su hijo al colegio por diferentes motivos, entre los que destacan los problemas de aprendizaje y el desarrollo de habilidades sociales de los niños.

Si bien es cierto que esta estadística se empleó como método de estudio de la estrategia educativa desarrollada por el ‘Aprendo en Casa', es importante saber que las clases virtuales se desarrollan tanto en colegios públicos como privados debido a la cuarentena.

Conexión a internet

PUEDES VER: La adaptación de la educación durante la pandemia a personas con discapacidad cognitiva

Ante esta situación, surge la interrogante: ¿La falta de asistencia al colegio afecta el desarrollo integral de un niño? Dos especialistas responden esta disyuntiva y brindan recomendaciones para afrontar la complicada etapa de las clases virtuales.

¿Cómo afecta la inasistencia a clases en los niños?

Durante la niñez y la adolescencia, los niños van aprendiendo habilidades afectivas, sociales, motoras, cognitivas y de comunicación, las cuales se han visto comprometidas con la implementación del aislamiento domiciliario y la educación a distancia en los colegios.

En diálogo con La República, Gavi Rau, psicóloga infantil, explicó que el desarrollo de los estudiantes se ha visto comprometido en el aspecto biológico y social.

“En lo biológico, que tiene que ver con lo físico, los niños no están corriendo ni saltando, mientras que en lo social, los chicos de primer, segundo y tercer grado que recién están comenzando esa socialización no la están desarrollando como se debe porque solo interactúan con sus compañeros a través de videollamadas. Esta situación se intensifica en los adolescentes”, detalló la especialista.

Las clases presenciales se suspendieron el último 12 de marzo. (Foto: Referencial)

PUEDES VER: EsSalud: en julio se elevó en 75 % los casos de COVID-19 en niños

¿Cómo promover las relaciones sociales estando en casa?

Johanna Herrera, directora general del Centro de Desarrollo Humano Zueh, destacó que es importante buscar alternativas para que los niños y adolescentes puedan desenvolver sus habilidades sociales con sus amigos del colegio desde casa.

“Los padres deben mantener la comunicación para hablar sobre la situación actual y que de repente, se pueda establecer un espacio en el que se pueda llamar, escribir o enviar fotos a sus amigos por teléfono. Además, se puede fomentar espacios de diálogo, de resolución de conflictos y de socialización gracias a los momentos de juego que se puede compartir con la familia”, señaló la psicóloga.

En esa línea, la especialista añadió que debido a la situación de la suspensión de clases presenciales, los padres tienen la oportunidad de crear espacios de socialización y reforzar los vínculos afectivos con sus hijos.

“Para los niños que tenían problemas con sus padres, abrir este espacio de vínculo, de socializar primero con la familia, es muy importante por la confianza que se va a generar”, destacó Johanna Herrera en conversación con La República.

El apoyo de los padres es fundamental para que los niños puedan desarrollarse íntegramente. (Foto: Carlos Contreras Merino/LR)

PUEDES VER: Voluntariado en el Perú: los retos que enfrentan a causa de la pandemia

¿Qué se debe hacer para reforzar las actividades físicas de los niños en casa?

El último 26 de junio, el Gobierno del Perú, a través del Decreto Supremo 116-2020-PCM, anunció que el paseo diario de los niños se ampliaba de 30 minutos a una hora, horario en el que los menores podían salir acompañados con una persona mayor de edad para caminar a una distancia máxima de 500 metros de su domicilio.

A pesar de que esta medida brinda la posibilidad de que los niños y adolescentes puedan hacer ejercicio físico, no reemplaza a toda la actividad que se realiza en el colegio. Al respecto, Gavi Rau aconseja que los niños puedan apoyarse en los quehaceres cotidianos del hogar para impulsar su desarrollo.

“Se debe generar algún tipo de rutina que les permita a los chicos poder experimentar las vivencias de la escuela, la cual ahora está dentro de casa (...) Que participen en poner la mesa o en acomodar cosas, para que así, a través de actividades cotidianas, puedan ejercitar su mente más allá de la computadora”, recalcó la psicoterapeuta.

PUEDES VER: La “inversión que busca retorno”: ¿A quién le pertenecerá la vacuna contra la COVID-19? [VIDEO]

Equilibrio entre el uso de la computadora por las clases y las actividades cotidianas

El uso excesivo de la computadora puede traer consigo importantes efectos negativos en la conducta y en la salud. En este escenario, la tecnología se impone como un mal sustituto de la interacción personal que los niños suelen llevar a cabo en el colegio.

Para prevenir esta situación, Johanna Herrera recomienda a los padres plantear medidas para que se pueda regular el tiempo que los menores pasan al frente de la computadora después de clases.

“Es importante que los padres conozcan qué tipo de equilibrio le va a dar a sus hijos, pues de repente se puede destinar más tiempo para trabajar en casa con juegos concretos, o darle más espacio para que pinten, o que pueda saltar o haga algún tipo de deporte. De esta manera, se va a prevenir que haya una sobreestimulación del sistema nervioso de los niños”, precisó a La República.

Video Recomendado

Lazy loaded component