ELECCIONES 2021 - López Aliaga, una derecha conservadora que atrapa votos de Fujimori

Encierro provocó violencia en los hogares del Cusco

29 Jul 2020 | 6:22 h
La Republica
OLA DE AGRESIONES. Los juzgados a cargo de atender casos de violencia contra mujeres recibieron una gran cantidad de casos

Salud mental en Cusco. Los juzgados de familia atendieron 1138 denuncias por agresiones físicas y psicológicas durante el confinamiento. Psicólogo refiere que esta etapa de presión ha servido para confirmar que aún no se puede controlar impulsos.

José Víctor Salcedo

Cusco

El 27 de junio, los hermanos Jaime y Luis Alberto Trujillo Gamarra quisieron expulsar a su madre de 70 años de la casa. Los hijos ingresaron a su habitación y la sacaron a empujones y propinaron puñetes. La víctima denunció el hecho ante la comisaría de Santiago. El juez Luis Joel Peña Mendoza otorgó medidas de protección por violencia física y psicológica a favor de la anciana.

La noche del 10 de junio, cuando el reloj marcaba las 21:30 horas, Inocencio Escalante Turpo (42) llegó ebrio a su casa en la comunidad de Pillao Matao, en el distrito de San Jerónimo. Sin mediar razón, bañó con agua de cebada hirviendo la cara y espalda de su conviviente y atacó a su hijo de 12 años. El juez Pol David Medina Pinares atendió la denuncia y ordenó el retiro del hogar del agresor. Asimismo, Julia Salas Ccahuana golpeó a su hija de 15 años. La agarró a puñetazos en el rostro, la cogió del cabello y le punzó con el palo de la escoba en su parte íntima. El juez Peña Mendoza también otorgó medidas de protección y su internamiento en un albergue.

PUEDES VER: En Espinar, cientos de personas salen en desfile y protestan contra minera Antapaccay [VIDEO]

Escalada de violencia

La violencia se intensificó durante el aislamiento social obligatorio por la pandemia del COVID-19 en Cusco. Los juzgados de familia especializados en violencia contra la mujer e integrantes del grupo familiar atendieron de enero a junio 2150 medidas de protección. De esa cantidad, más del 50% (1138) durante la emergencia sanitaria. Las denuncias registradas son por agresión física, psicológica, económica y patrimonial.

El psicólogo Alaín Madueño explica que el encierro desató la ola de violencia en los hogares. “En los primeros días hubo paz, pero con el tiempo cambiaron las conductas, porque no pudieron controlar sus emociones. Eso llevó a la violencia. En este tiempo se ha demostrado que el ser humano no tiene salud mental, no controla sus emociones y sus impulsos”, sostuvo.

PUEDES VER: Cusco: Médica de Espinar denuncia presuntas presiones de la Policía

Mientras que el juez Luis Joel Peña Mendoza dijo que la violencia aumentó en cantidad más no en magnitud. El magistrado sostiene que la violencia ejercida en tiempos de pandemia tuvo su origen en la frustración de las personas frente a la crisis sanitaria, social y económica. “Había estrés en el varón, quien suele ser cabeza de familia (en algunos casos, también la mujer), quien reaccionó de manera violenta. También son reacciones irracionales al haber normalizado la violencia y por falta de control de sus emociones”.

Según Madueño, la gente sufrió en este tiempo de estrés, ansiedad, depresión y falta de capacidad de adaptación. “Cuando acabe la pandemia del COVID-19 podríamos entrar a una pandemia de salud mental”.

PUEDES VER: Cusco: Vuelve a frustrarse diálogo por el bono de S/ 1000 en Espinar

Los distritos más violentos en el Cusco

De enero a junio, los distritos de la provincia del Cusco que registran mayor índice de denuncias son Santiago (639), Cusco (634), San Sebastián (484), Wanchaq (407) y San Jerónimo (281). Cabe destacar que desde el 16 de marzo magistrados y servidores judiciales de los juzgados de familia no dejaron de trabajar.

“En una primera etapa un juez atendía por semana. Actualmente todos los juzgados están atendiendo las 24 horas, de lunes a domingo, incluido feriados”, informó Basiliska Dueñas Zúñiga, coordinadora del módulo de juzgados que atienden estos casos.

PUEDES VER: Representantes del Gobierno suspendieron viaje a Espinar porque población convocó protestas

El psicólogo Madueño precisa que los ciudadanos demostramos en la pandemia que “no sabemos convivir y menos podemos entendernos”.