Fiscales se hicieron de la vista gorda con robo de policías en Puno

24 Jul 2020 | 11:16 h
¿Con las horas contadas?. Los dos fiscales son investigados por intentar encubrir robo.
¿Con las horas contadas?. Los dos fiscales son investigados por intentar encubrir robo.

CONTRA LA LEY. Eliot Albarrán Burgos y Manuel Deza Castillo, fueron informados de robo perpetrado por policías en comunidad de Tambillo-Pomata. Pese a evidencias nunca lo denunciaron.

Liubomir Fernández

Puno

La ley es clara. El artículo 329 del Código Procesal Penal, establece que el fiscal inicia investigación de oficio cuando tenga conocimiento de la comisión de un delito. Sin embargo, el fiscal de Desaguadero, Eliot Albarrán Burgos y su colega de Juli, Manuel Deza Castillo, pasaron por alto lo que indica la ley.

Los hechos se remontan al 17 de noviembre de 2019. Ese día decenas de pobladores de la comunidad de Tambillo, distrito de Pomata, al sur de la ciudad de Puno, mantenían de retenidos a dos policías a quienes acusaban de robarle siete mil soles y 1500 dólares a una pobladora.

PUEDES VER: Nuevo récord en Puno: región registró siete muertes por coronavirus en un día 

Los dos fiscales llegaron a dicha localidad para liberar a los suboficiales Ferdinán Llanque Carbajal y Natalia Cuno Mamani. Los comuneros admitieron que mantenían retenidos a los policías, en la figura de la ley aimara, arresto ciudadano comunitario en flagrancia.

Según los comuneros, en la madrugada de ese día, la Policía organizó un operativo aparentemente antidrogas que terminó en robo de dinero del interior de un inmueble particular.

Ambos representantes del Ministerio Público exigieron que el agraviado del robo primero asiente una denuncia de parte y acredite la procedencia legal del dinero.

Los comuneros les informaron además a los dos fiscales que el mayor PNP Pedro Felipe Campos Cusihuamán, responsable del operativo, ya había reconocido el robo de dinero y se había comprometido a devolverlo. De aquel operativo también fueron parte el alférez Diego Núñez Isla y el suboficial Luján Astete Pareja. Este último dio información del inmueble intervenido.

Al dar parte del hurto, los pobladores pretendían que los fiscales tomen medidas de inmediato. Alegaron que no era posible que efectivos de la Policía Nacional simulen un operativo para robar dinero.

Según los registros fílmicos, Eliot Albarrán, alegó que no podía tomar acciones inmediatas porque su actuación era en base a procedimientos. Exigió una denuncia formal y que la familia agraviada acredite la procedencia legal del dinero.

“Ósea yo puedo decir, ahorita, por decir, usted me ha robado este 50 mil dólares ¿Y yo lo detengo por eso? No pues ¿no es justo no? Acredítenme (…) Tráiganme el documento con el que ha retirado el dinero”, se le oye decir.

PUEDES VER: Cusco y Puno piden ayuda del gobierno para enfrentar la pandemia

Arreglenlo ustedes

A su turno el fiscal de Juli, Manuel Deza, al no haber denuncia de la parte en la forma que lo sugirió les planteó a los comuneros solucionar el problema con los policías, para llevar la fiesta en paz.

La idea fue respaldada por Eliot Albarrán. Este les dijo: “arréglenlo ustedes nada más. No hay problema”. Los comuneros insistieron en acciones inmediatas porque el mayor Pedro Campos, dirigió un operativo destinado a robar con armas del Estado.

Albarrán, volvió a insistir en una solución directa entre el oficial y los afectados. “Si el mayor está reconociendo véanlo ustedes, yo le estoy diciendo”, dijo. Finalmente se comprometió a investigarlo. “Él (mayor Pedro Campos) va tener proceso igual. Él no se va salvar del proceso. Porque nosotros ya conocimos ya. Ya nos han comunicado ya”.

Con esa exhortación los comuneros hicieron que el mayor Pedro Campos, devuelva a la familia agraviada 7 mil soles y 600 dólares. Quedó como deuda 900 dólares. De ello existen varios videos al cual tuvo acceso La República. Al final Ferdinan Llanque Carbajal y Natalia Cuno Mamani, quedaron en libertad.

Eliot Albarrán Burgos y Manuel Deza Castillo, nunca investigaron el caso. Control Interno del Ministerio Público aperturó investigación disciplinaria a los dos fiscales. Contra Manuel Deza Castillo, ya se pidió su cambio por ser fiscal provisional. La firma de la resolución está en manos de la Fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. Mientras que Eliot Albarrán, es fiscal provincial titular y su separación temporal del cargo depende de la Fiscalía Suprema de Control Interno.

Video Recomendado

Lazy loaded component