EN VIVO - Elecciones 2021: así se desarrolla la jornada electoral en el Perú y el mundo

Coronavirus: Cuando la información tiene el mismo valor que la salud

24 Jul 2020 | 7:23 h
La Republica
Misión arriesgada. Periodistas corren el riesgo de contagio

Un grupo de ingresantes a la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica de Santa María de Arequipa reflexiona con dos especialistas sobre el rol del comunicador social en estos tiempos difíciles.

Por Piero Cueva, Karla Rodríguez y Jean Marco Riega

La comunicación social cumple un papel vital en la sociedad. Tiene la misión de informar, educar, entretener y formar opinión. Este rol se amplifica en coyunturas difíciles cuando la sociedad está profundamente golpeada por una crisis sanitaria. Arequipa vive un escenario trágico por la pandemia. Médicos, policías y militares están en la primera línea de esta guerra. Pero también los comunicadores, sobre todo los periodistas que hacen trabajo de reportería para sus respectivos medios de comunicación. Su tarea es mostrar la verdad que a veces pretende ser ocultada y maquillada por los poderes oficiales.

La licenciada Lenny Fernández Juárez, jefe de prensa de la oficina de Imagen Institucional de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, sostiene que no obstante a la importancia de la comunicación social esta no es valorada. “Lamentablemente se tiene la percepción de que nuestra carrera puede desempeñarla cualquiera. La ley Torres y Torres Lara permitió que sea ejercida por ciudadanos sin formación académica. Con esa legislación cualquier aficionado se ponía al frente de un micrófono y se consideraba periodista”, advirtió.

PUEDES VER: Arequipa y los golpes que recibe de la pandemia

Fernández analiza el papel de los periodistas en esta época de crisis sanitaria. Así como se necesita de médicos, enfermeras y policías también se requiere de comunicadores. La información veraz y oportuna ayuda a tomar decisiones de asuntos muy cotidianos. “Nosotros no sabemos o estamos en casa aislados y queremos hacer compras. Por los periodistas nos enteramos que no podemos ir a ciertos mercados por el nivel de contagio que hay. De igual forma, las noticias de la situación crítica de los hospitales servirán para que el ciudadano tome conciencia de la enfermedad y si cae infectado busque otras alternativas de atención” precisa.

El trabajo de los comunicadores no se remite al campo. Cumplen un papel orientativo. Entrevistan médicos, expertos, epidemiólogos, etc. para que la ciudadanía sepa de la gravedad de la pandemia. “El valor de la información es tan importante como el valor de la salud, me puede ayudar a salvar mi vida”. Los comunicadores, desde las instituciones, difunden los protocolos de seguridad y prevención. Si no hay un profesional que diseñe las estrategias de comunicación la institución tendrá problemas en su funcionamiento.

Julissa Márquez Chan, jefa de la oficina de imagen institucional de la Corte Superior de Justicia de Arequipa, sostiene que el comunicador en esta época también tiene un reto con la tecnología. Sin el  Zoom, el Google Meet sería imposible su trabajo diario de coordinación o de  acceso a información de calidad. Las redes sociales, bien utilizadas, ayudan a comunicar. “Yo trabajo en la Corte Superior de Arequipa y seguimos realizando las actividades con nuestro público interno y externo. Trabajamos con personal, magistrados y trabajadores  quienes deben enterarse de las actividades internas. De igual forma a nuestro público externo, debemos informarlo sobre la labor de la corte en esta época de pandemia, cómo funciona el servicio, si se desarrollan o no las audiencias. El Poder Judicial a nivel nacional tiene órganos que son de emergencia casos de violencia familiar, penales, alimentos que por su naturaleza no pueden paralizar”, concluye.

El riesgo de contagiarse es latente. En estos días ha partido para siempre el periodista Hugo Condori. Hay varios comunicadores contaminados en Arequipa. Contrajeron la COVID-19 cumpliendo su misión. Con ellos nuestra solidaridad y admiración.