Lambayeque: mascarillas no cumplían estándares de calidad para personal de salud

Carlos Vásquez Romero

@larepublica_pe

17 Jul 2020 | 19:36 h
Se supo que la compra de mascarillas habría bordeado los S/476,000 soles por el estado de emergencia.
Se supo que la compra de mascarillas habría bordeado los S/476,000 soles por el estado de emergencia.

Pericia de Fiscalía concluyó que dispositivos de seguridad adquiridos por la Geresa no era idóneos para que los sanitarios evitar la Covid-19. Investigan presunto delito de colusión.

Una pericia física forense ha puesto contra las cuerdas a servidores públicos de la Gerencia Regional de Salud (Geresa), luego de efectuar la compra de cerca de 20,000 mascarillas NK95 para el personal de salud, en medio del estado de emergencia por el coronavirus.

Pesquisas

Por esta razón, el fiscal José Guevara Gilarmas, de la Fiscalía Anticorrución de Lambayeque, dispuso que se amplían las investigaciones por el presunto delito de colusión contra los que resulten responsables en agravio del Estado.

PUEDES VER Lambayeque: índice de letalidad del coronavirus se elevó a cerca del 8%

Según el informe pericial n.°008-20202 al que accedió este diario, los dispositivos de seguridad comprados fueron analizados en dos muestras: sin marca y marca Shengjie.

En el caso de los respiradores de marca Shengjie se determinó que su fecha de fabricación fue de abril de este año, difiriendo del anuncio oficial de la empresa extranjera que indicó que la producción de respiradores KN995 han sido producidos solo para personal de primera línea y no para su comercialización en el mercado.

Además, de que dichas mascarillas no cumplían los estándares que se habían establecido en Europa y China para el personal médico. Sin embargo, lo más grave es que tampoco cumplían estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mascarillas se habrían entregado con deficiencias.

Sin marca

En cuanto a las mascarillas sin marca se comprobó que no logran tener un adecuado ajuste facial y que su constitución (poliprolineo) no es adecuado, lo cual lo hace un dispositivo médico o un equipo de protección no apto para el personal de salud.

Además, se precisa que ambos grupos de mascarillas no garantizan la protección al usuario frente al coronavirus, resultando ser un material no idóneo para el personal de salud para evitar riesgo de contagio.

Sobre las condiciones de estos equipos, el 26 de mayo pasado, el jefe de Almacén de la Geresa informó que una de las cajas de las mascarillas que fueron entregadas por el proveedor tenían inserto en inglés que decía “non medical”, es decir “no médico”.

Pese a todo esto, el exgerente de Salud, Jorge Ordemar, dispuso que se reciban las mascarillas y que se retiren los insertos, para su posterior distribución en los hospitales Belén, Regional, Las Mercedes, y Ferreñafe.

Interrogatorio

El fiscal José Guevara, amplió diligencias por este caso, entre ellas la toma de declaración a los representantes de la empresa Importaciones Mateo Verástegui SA, al haber sido la empresa que ganó el proceso de compra de mascarillas.

Además, del interrogatorio al exgerente de Salud, Jorge Ordenas.