Quemilluni, el pueblo puneño que soporta un crudo frío y la actividad volcánica del Ubinas

14 Jul 2020 | 13:38 h
Son alrededor de 35 familias que habitan en esta localidad situada a 4 mil 600 metros sobre el nivel del mar.

Pese a las dificultades que afronta la comunidad, hasta ahora no reportan ni un caso de COVID-19. Son azotados por temperaturas de 15 grados bajo cero y las cenizas del volcán Ubinas.

Aunque el coronavirus se ha convertido en un dolor de cabeza para múltiples naciones, un poblado alejado en Perú enfoca sus esfuerzos en afrontar otros dos grandes problemas. Hablamos de la comunidad de Quemilluni, perteneciente a Charamaya, del distrito de Mañazo, región Puno.

Son alrededor de 35 familias que habitan en esta localidad situada a 4 mil 600 metros sobre el nivel del mar. A esa altura, el frío inclemente golpea duro. Los pobladores deben convivir con temperaturas de 15 grados bajo cero y son testigos de cómo sus fuentes de agua se congelan en cuestión de minutos.

PUEDES VER: Puno: Comerciantes en Juliaca se niegan a pasar por pruebas rápidas de COVID-19 

Apenas unas frazadas de lana de ovino o alpaca les ayuda a sobrellevar el frío que cala hasta los huesos, ello expone en especial a los niños y ancianos a padecer de enfermedades respiratorias.

La actividad volcánica también es otro factor que les preocupa. Al tratarse de una comunidad situada cerca al límite con Moquegua, por temporadas son afectados por la explosión y dispersión de cenizas del volcán Ubinas.

PUEDES VER: Puno: ronderos harán respetar medidas de bioseguridad en La Rinconada 

Como se sabe, el Ubinas se encuentra en proceso eruptivo, ello se traduce en múltiples explosiones de material particulado que afecta a las comunidades más cercanas. Tal es la magnitud de su actividad, que en julio del 2019, inclusive las cenizas traspasaron la frontera peruana.

Según contó el presidente de la comunidad de Quemilluni, Narciso Cruz Quispe a La República, por algunos días, el material volcánico cae en su jurisdicción y afecta tanto a los pobladores como a sus animales.

PUEDES VER: Puno: Ministro Jorge Montenegro anuncia suspensión de proyecto Vilavilani

Lo bueno es que, al parecer, el coronavirus aún no ha llegado a su poblado. Hasta la fecha, no reportan ni un caso confirmado de la COVID-19. De igual forma, se registró un descenso en los casos de infecciones respiratorias agudas (Iras), según detalló la encargada de la oficina de Defensa Civil de Mañazo, Yesi Gonzales.

Quemilluni. Apenas unas frazadas de lana de ovino o alpaca les ayuda a sobrellevar el frío.

Video Recomendado