EN VIVO - Copa Libertadores: sigue el minuto a minuto de la final Flamengo vs. Palmeiras San Marcos - Últimas noticias del examen de admisión presencial que se realiza este sábado

¿Cómo sería la ciclovía ideal?: expertos responden qué nos falta y qué tan factible sería lograrlo

Muchas de las ciclovías fueron creadas sin un criterio único, incluso estando vigente el reglamento técnico. Una encuesta reveló que el 77% viajaría más en bicicleta si se incrementara y mejorara la infraestructura vial ya existente.

La Republica
El tránsito de ciclistas incrementó notablemente debido a la pandemia de la COVID-19. Foto: Antonio Melgarejo/La República
Jose  de Paz Pickman

A raíz de la pandemia de la COVID-19, el uso de la bicicleta adquirió un nuevo impulso en las ciudades, siendo Lima en la que más se está incidiendo. Pese a que la gran mayoría de los desplazamientos se hacen por medio de un vehículo motorizado, debido a las restricciones de aforo en el transporte público, la popular ‘ticla’ se alza como la primera alternativa para movilizarse.

Sin embargo, esta tendencia de andar en dos ruedas hace más evidentes puntos débiles de la planificación de la ciudad. Uno de ellos son sus ciclovías y también la falta de estas. Según una encuesta elaborada por el colectivo Actibicimo, el 77.6% de personas afirmó que lo que más falta para decidirse a viajar en bicicleta es incrementar y mejorar la infraestructura vial.

PUEDES VER: Los 7 puntos clave del nuevo reglamento de la Ley de uso de la bicicleta

Por ello, La República conversó con expertos para conocer qué criterios deberían tomarse en cuenta para elaborar una ciclovía ideal y qué debemos hacer para lograrlo con las ya existentes.

¿Cómo hacer la ciclovía ‘ideal'?

El principal criterio a tomar en cuenta es que no todas las avenidas o calles son iguales. Debido a que Lima se expandió sin un diseño o planificación urbana, cada vía es un caso particular y, por lo tanto, cada obra requerirá de una planificación especial.

Al respecto, el presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, manifestó que la falta de grandes avenidas y el congestionamiento automovilístico que estas ocasionan no permiten que se diseñen ciclovías de un modo estándar.

El congestionamiento vehicular y la mala planificación hacen invíable a una ciclovia. Foto: Carlos Contreras/La República

En cuanto al aspecto técnico, desde el año 2017 la Municipalidad de Lima puso en vigencia el Manual de Criterios de Diseño de Infraestructura Ciclo-inclusiva, el cual establece los lineamientos para la elaboración técnica de ciclovías, que son los siguientes:

Diseño

El ancho recomendado para circular es variable, de acuerdo a la afluencia de ciclistas que se movilizarán y el tipo de vía en la cual se construirá. En el caso de una ciclovía bidireccional el tamaño mínimo va desde 2,80 m. hasta 3,20 m. que es lo recomendado.

Para otro tipo de ciclovías, estos son los tamaños reglamentarios:

El vocero del colectivo Cicloaxión, Octavio Zegarra, afirma que respetar el ancho adecuado de la ciclovía será fundamental no solo por una cuestión de comodidad sino también para asegurar que puedan transportarse otro tipo de vehículos similares. “Ahora que está creciendo el flujo de ciclistas, la ciclovía pensada en una sola persona no es suficiente. Ahora se debe pensar en otros ciclos que no son tan considerados como los bicicargos y los triciclos, y también para padres de familia que vayan acompañados con sus hijos menores al costado”, acotó.

PUEDES VER: Chiclayo: otro distrito se suma al transporte saludable en bicicleta

Seguridad

Pero el tamaño no lo es todo, la seguridad es el otro gran factor a considerar. Zegarra resalta que la segregación de la ciclovía con respecto al carril vehicular es crucial pues debe estar pensada para proteger al ciclista y este se anime a conducir por ahí.

Ciclovias como la de la Av. Salaverry están completamente segregadas de la calzada. Foto: Carlos López/La República

El Manual de Criterios de Diseño de la Municipalidad de Lima indica que los elementos segregadores pueden variar dependiendo el espacio disponible y la necesidad de separación de la avenida. Lo preferible será asignar un espacio en medio de la vía alejado de la calzada, como es el caso de las ciclovías de la avenida Salaverry, Arequipa, Universitaria

No obstante en el caso de Lima, cuya tendencia es crear ciclovías integradas a la pista, se requiere la colocación de bordillos no traspasables de forma horizontal, (no diagonal) cuya dimensión no sea menor a los 20 cm. de ancho y 15 cm. de alto.

Comparativo entre los bordillos recomendables y otros usados en las ciclovías pero no recomendables. Fuente: Manual de criterios de diseño de infraestructura ciclo-inclusiva.

Estos ‘topes’ deberán estar separados entre sí, aproximadamente de 0.50 cm a 1 metro para que los ciclistas entren y salgan con facilidad de la vía; además de tener hitos tubulares de 70 a 80 centímetros de altura para garantizar la delimitación de espacios. Un buen ejemplo de este tipo de segregación es la nueva ciclovía habilitada sobre la Bajada Balta y parte del Malecón de Miraflores.

Ciclovia de la Bajada Balta. Foto: Municipalidad de Miraflores.

Finalmente, el tipo de pavimento recomendado para construir una ciclovía siempre será el asfalto o el concreto sin pulir, debido a que la superficie será porosa y logrará un mayor agarre entre la llanta de la bicicleta y el suelo.

En ese sentido, si se decide pintar la vía con pintura para señalizarla deberá ser una tipo antideslizante.

Conectividad y accesibilidad

Una ciclovía ideal no solo es aquella que está bien hecha de manera estructural, además debe contar con un trazo que la haga útil para transportarse y no termine siendo una pista a la nada.

Para el representante del colectivo Actibicimo, Zoé Sandoval, la infraestructura vial se debe pensar de manera “orgánica” para que una los lugares correctos. “Debe estar conectada a lugares de interés y fácil acceso, pueden ser colegios, mercados o lugares turísticos, pero debe ser funcional porque una ciclovía que no conecta a nada solo sirve como una pista de carreras”, sostuvo.

La ciclovía del Puente de la Amistad, del tramo de San Isidro, finaliza en la pista de la Av. Del Ejército, donde no tiene una continuación segura. Foto: captura de video.

PUEDES VER: Jorge Muñoz sobre inauguración de Puente de la Amistad: “Es una obra incompleta en parte de San Isidro”

¿Qué nos falta para tener mejores ciclovías?

Muchas de las ciclovías construidas hasta antes de la pandemia fueron diseñadas al criterio del municipio local, incluso con el reglamento técnico vigente. Pese a la buena iniciativa de la MML para crear más, se necesita sobre todo acondicionar la infraestructura ya existente y buscar la interconexión entre las mismas para formar una única red ciclovial.

Para ello, Sandoval de Actibicimo recomendó tomar en cuenta a los usuarios que las transitan. “Se debe considerar sobre todo aquellas personas que trabajan en bicicleta, se necesita conversar con los vecinos y preguntar: ¿te sirve la ciclovía tal como está? Si no, qué debemos ajustar”, indicó.

Quispe Candia de Luz Ámbar va más allá y señala que se deben solucionar los problemas colaterales referidos a la cultura vial. “Los conductores de autos se siente prepotentes, no saben comportarse en la vía, y los conductores de bicicleta ignoran e infringen con facilidad el Reglamento Nacional de Tránsito. Eso es un peligro, debemos mejorar nuestro nivel cultural en la comunidad”, sentenció.

Miles de ciclistas todavía desconocen de las reglas básicas para conducir en la ciudad. Foto: Carlos Contreras/La República

¿Es factible tener mejores ciclovías?

Si algo reveló la pandemia es que, con voluntad política, las obras sí se pueden realizar. Mientras las calles se sigan pensando en función solo a la comodidad de los automóviles, todo esfuerzo de por promover la movilidad alternativa será insuficiente e insostenible. Queda en el terreno de las autoridades pertinentes (MML, municipalidades distritales y la ATU) poder remediarlo.