VIRUELA DEL MONO - Argentina confirma su primer caso sospechoso

Saqueos a sitios arqueológicos aumentaron durante la pandemia

Delincuentes intentaron robar en Chanquillo, el observatorio solar construido hace más de 2.000 años. Es el más antiguo de América y podría ser patrimonio cultural de la Humanidad de la Unesco. Ladrones también aprovecharon la emergencia nacional para romper jarrones prehispánicos.

La Republica
Aumentan robos en sitios arqueológicos durante pandemia. Foto: Difusión.
Sociedad LR

Walter Alva, arqueólogo que descubrió intacta la tumba del Señor de Sipán en 1987, reveló que se reportaron al menos 15 saqueos o intentos de saqueo en sitios arqueológicos peruanos desde que se dispuso el estado de emergencia.

Bandas criminales aprovecharon que los monumentos se encontraban desprotegidos para robar objetos precolombinos. Desde el 16 de marzo, en estos lugares no hay policías ni arqueólogos trabajando.

PUEDES VER Los Olivos: estudiantes de la selva llevan encerrados 40 días en hotel porque su alcalde no paga estadía

“Los sitios arqueológicos quedan más expuestos porque no hay un personal técnico que esté actuando en terreno”, explicó el arqueólogo Edgar Bracamonte a AFP.

El abandono continuará hasta que culmine el 2020. Es decir, el riesgo del robo de tesoros continuará hasta que acabe el año. “En todo el país tenemos muchos proyectos que han quedado inconclusos y ya no se van a realizar. Las campañas que realizaban arqueólogos extranjeros no se van a realizar”, señaló.

Monumentos robados

Durante la crisis sanitaria, los criminales ingresaron a Chanquillo, un observatorio solar construido hace 2.000 años en Áncash. Es el más antiguo de América y postula para ser patrimonio cultural de la Humanidad de la Unesco.

“Hemos tenido varias denuncias de que han ingresado Chanquillo. Hay gente que está huaqueando”, denunció la arqueóloga Mónica Suárez, quien dirige un proyecto en la zona.

PUEDES VER Planta de oxígeno donada a hospital de distrito de Trujillo aún no funciona

A pesar de que el ‘huaqueo’ se castiga con entre tres y ocho años de cárcel, también se reportaron actos delictivos de este tipo en el complejo El Chorro, donde hay un cementerio moche; la huaca La Inmaculada; los complejos arqueológicos de Túcume, Santa Rosa de Pucalá y Cerro Corbacho.

En esta última zona, los saqueadores destruyeron platos, jarrones y telares prehispánicos, según un fotógrafo de la AFP. También excavaron durante la tarde y noche para que no los descubran. “En el Cerro Corbacho han hecho forados de hasta cinco metros de profundidad para encontrar vestigios”, contó Alva.

Por ello, pidió al Ministerio de Cultura que cree un programa para salvar los sitios arqueológicos donde se reportaron invasiones.

“Sería importante que exista un presupuesto para trabajos de investigación, que es urgente antes que se destruyan muchos sitios”, comentó.