Chiclayo: alistan estrategia contra trastornos afectivos que afectan la salud mental

Carlos Vásquez Romero

@larepublica_pe

03 Jul 2020 | 11:45 h
La Republica
salud mental

Depresión, angustia, ideas suicidas y otros trastornos se han incrementado más en los lambayecanos . Autoridades refuerzan intervención en centros comunitarios.

Depresión, ansiedad, angustia, ideas suicidas y otros trastornos afectivos son los que agobian más a los ciudadanos lambayecanos y se profundizan por la pandemia del coronavirus.

En la región y en el país en general, los ciudadanos padecen algún tipo de trastorno, pero debido a la estigmatización de la salud mental, el prejuicio y la falta de acceso a estos servicios no potenciados en hospitales públicos.

PUEDES VER Lambayeque: reforestarán 280 hectáreas en Cañaris e Incahuasi

Intervención

Ante esto, la Gerencia Regional de Salud (Geresa) reforzará su estrategia de soporte emocional y líneas de contención para mejorar el estado de emocional de las personas infectadas con coronavirus y de las que perdieron a seres queridos con esta enfermedad.

“Durante la cuarentena teníamos un plan de contingencia para la atención emocional de la población, y ahora después de la cuarentena también estamos elaborando todo un plan estratégico para las personas que han padecido el covid y a los que han perdido un familiar por esta enfermedad”, detalló Regina Bancayán Fernández, coordinadora regional de Salud Mental de la Geresa.

En los últimos tres meses, período en el que duró la cuarentena rígida, la Geresa identificó que un incremento de los trastornos afectivos en las población como la depresión, la ansiedad, la angustia, la desesperación, el estrés e incluso ideas suicidas. Este último trastorno producto del sentimiento de culpa por haber contagiado a su familia.

“Se han reportado ideaciones suicidas en muchos de nuestros pacientes, y nuestros establecimientos de salud han realizado la atención correspondiente. Estas ideas erróneas, de no ser atendidas oportunamente, pueden producir una disminución de las defensas y complicar la COVID-19”, indicó.

En ese contexto, los centros, puestos de salud y centros de salud mental comunitarios, se han orientado a brindar atención a la persona, familia y comunidad; así como el desarrollo de diferentes actividades para preparar a la sociedad en el fortalecimiento de la solidaridad y evitar la discriminación de quienes están siendo afectados por la COVID-19.