La pelea de Leonidas, el bebé de padres con COVID-19 que fue dado de alta tras 18 días

Sociedad LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

29 Jun 2020 | 23:56 h
Recién nacido, de padres con COVID-19, sale de alta junto a su madre. Foto: Andina
Recién nacido, de padres con COVID-19, sale de alta junto a su madre. Foto: Andina

Sus papás le pusieron ese nombre por el rey de Esparta. Estuvo largo tiempo bajo el cuidado del equipo de neonatología del hospital Rebagliati.

El bebé Leónidas Ángel nació de una madre con coronavirus, vía cesárea. Luego de 18 días de internamiento en el servicio de neonatología del hospital Edgardo Rebagliati del Seguro Social de Salud (EsSalud), fue dado de alta para reunirse con sus padres, ambos contagiados de la COVID-19.

Sus progenitores lo bautizaron en honor al rey Leónidas de Esparta, el mítico héroe del desfiladero de las Termópilas, pues consideran que su cuarto hijo es un guerrero valiente. Ello porque cuando el pequeño nació tuvo que ser ingresado en el servicio de neonatología, a la espera de que su madre venciera al virus, ya que resultaba imposible que algún miembro de su familia se quedara a cargo de él: en casa, todos se habían contagiado con el coronavirus.

PUEDES VER: ¡Buena noticia! 171.159 personas fueron dadas de alta tras superar la COVID-19

“Las enfermeras y todo el equipo le han dado mucho cariño y ternura. El resultado es que se va sanito y vamos a darle a la mamá todas las indicaciones para que pueda continuar en casa con las atenciones necesarias y con el asesoramiento de nuestro equipo de enfermeras”, señaló a la Agencia Andina, la enfermera jefa de neonatología del Rebagliati, Cecilia Grados.

De regreso a casa tras vencer la COVID-19

Después de 18 días en aislamiento, la madre del pequeño Leónidas Ángel dio negativo en una nueva prueba rápida y pudo recibir el alta junto con su bebé.

PUEDES VER: ¡Volvió con su familia! Taxista supera la COVID-19 en Hospital de Emergencia de Ate

“Vine a dar a luz con la idea de salir con mi hijo luego de tres días, pero al ser diagnosticada de COVID-19 en el hospital, después del parto tuve que dejar a mi bebé al cuidado de las enfermeras”, recuerda Beatriz. “Para mí fue bastante difícil y recién lo veo después de 18 días”.

Por fin con su bebé en brazos, la mamá asegura que nunca en su vida olvidará esta experiencia. “Pensaba que todo esto era un sueño, pero no, es algo real. Y ahora que lo tengo en mis brazos, es una gran alegría, no solo para mí, sino también para toda mi familia”.

Video Recomendado