“No tengo problema en irme si con mi relevo se salvarán más vidas de las que ya salvé”

Entrevista al jefe del Comando COVID-19 de Arequipa, General EP Edward Gratelly. Se defiende de quienes piden que dé un paso al costado.

La Republica
Catarsis. El General Gratelly en esta entrevista sostiene que está dispuesto a dar un paso al costado si eso ayuda a contener la pandemia en Arequipa.

Elmer Mamani

Arequipa

Con la creación del Comando COVID-19 se supuso que Arequipa enmendaría su rumbo en la lucha contra la pandemia. Sin embargo, a más 100 días de cuarentena, la curva de contagiados y muertos ascienden a una meseta inalcanzable. Para darle alivio a los hospitales colapsados, el transporte público y la atención en instituciones públicas se suspendieron. Las medidas provocaron el rechazo de los gremios empresariales y laborales desesperados por la reactivación ecónomica.

En esta entrevista el General EP Edward Gratelly se defiende de quienes piden su cabeza. Señala que eso no soluciona nada.

PUEDES VER: Coronavirus en Perú: Arequipa supera los 10 mil contagios de COVID-19

Un sector pide que dé un paso al costado en la jefatura del Comando.

Puedo dar pasos al costado, a la derecha o a la izquierda, pero mi único objetivo es ayudar a los ciudadanos. Quienes trabajamos en el Comando queremos que quienes se infecten tengan una atención decente, de seres humanos. Lo único que nos ayudará es que cada persona se cuide. Ese es el secreto. Podemos tener 50 mil camas pero eso no asegura nada.

Entonces no renunciará como lo piden y seguirá en el cargo.

Por qué tendría que dar un paso al costado. Estoy trabajando con especialistas. ¿Qué va a mejorar si doy un paso al costado? Nada. Todos, especialista y autoridades, estamos aprendiendo. Dijimos aperturen el transporte y el resultado fueron todos los contagios y fallecimientos de ahora. Es lo que estamos pagando. Tras el Día del Padre, crecerán los positivos y la necesidad de camas. Cada acción tiene una consecuencia. Esta suspensión es para frenar en algo (...) Vayamos todos a trabajar pero hay que cuidarse.

PUEDES VER: Arequipa: Fiscalía intervino Gerencia de Salud por compra de insumos a primo de congresista Edgar Alarcón

¿Es culpa de la población entonces?

Acá no hay que culpar a nadie. De repente todos somos culpables. Nosotros por no saber comunicar las cosas y el ciudadano por no lavarse las manos, usar mascarilla y cumplir el distanciamiento social. Hicimos tantas cosas para tratar de conseguir camas UCI. Estamos trabajando. Tampoco son conscientes del sacrificio que hacen los médicos y enfermeras. Lo que no queremos que en Arequipa se le diga a un paciente: ¡vaya y compre su balón de oxígeno! Conviviremos con el virus pero tenemos que cuidarnos. Si quieren puedo renunciar pero eso no soluciona nada. Un sector de la población sí entiende, pero un grupo no.

Su medida ha disparado el uso del transporte informal y eso alienta los contagios ¿Tiene alguna medida concreta para solucionar esto?

La Policía está disminuida. Nosotros (Ejército) también nos hemos descuidado. Tenemos 89 de personal de tropa en aislamiento en Cerro Juli.

¿Pero hay alguna estrategia?

La Policía y las Fuerzas Armadas seguirán con los operativos, seguimos poniendo papeletas. Entiendo que quieren trabajar, hay que trabajar todos, pero ¿por qué el transportista informal no respeta y lleva a 4 o 5 en su unidad? Ahora el ciudadano también está buscando el contagio subiendo a esos carros. Y, ¿qué pasó con el transporte formal? No respetaron el protocolo, solo debían llevar al 50% de pasajeros, pero la gente sube a “la ganadera”. Seguramente aprobarán su subsidio y ¿qué va a pasar? Le aseguro que no respetarán los compromisos ( de no reajustar los pasajes)

PUEDES VER: Gratelly a pedidos de renuncia: ¿Qué va a mejorar si doy un paso al costado?

Se cumplió el segundo día de suspensión del transporte y en instituciones públicas, ¿tiene un balance en cuanto disminuyó la movilización social?

Con transporte público había gente que se movilizaba por gusto. Hay personas que sí necesitan el servicio para trabajar e ir al hospital. Pero otros salen a pasear. En estos momentos no hay condiciones para hacer una vida normal. Si no tendrán que fallecer más personas (..). No queremos eso para Arequipa.

Faltó un líder para encabezar la lucha contra el coronavirus. Se pensó que podría ser usted pero su imagen se desdibujó.

Hacemos un trabajo coordinado. Integramos todos lo sistemas de salud. No tenemos capacidad de gasto (Comando COVID) solo somos articuladores. Ahora si me dice que quieren poner a alguien más, no hay problema, no tengo inconveniente, no me están pagando. Es mi vocación de servir a la patria. Que esté al frente fue decisión del Comando COVID de Lima, pero no me siento indispensable. Si con mi relevo se van a salvar más vidas de las que salvé, no tengo ningún problema.

¿El equipos de expertos estuvo de acuerdo con suspender al transporte?

¿Quien va estar en desacuerdo?, si el mismo alcalde provincial (Omar Candia) estaba de acuerdo. Los expertos nos dicen que los contagios están en el transporte. No soy loco para cerrar el servicio. Fue una decisión democrática. De todo me echan la culpa. Si sube el dólar, Gratelly; si baja, Gratelly. Todos tenemos responsabilidades, yo no ejecuto presupuesto, hay gerentes de hospitales. Todos son autónomos y no puedo decir al alcalde ¡cierre el transporte!

PUEDES VER: En despistaje casa por casa detectan 18 casos COVID-19 en dos barrios de Arequipa

El sector empresarial calificó la medida de un retroceso.

Pregunto, ¿por qué en Arequipa no abrieron los malls? Por la cantidad de contagios. Eso no es culpa mía, lo analiza el Gobierno. Algunos sectores no tiene necesidades, otros sí. Hay gente que quiere hacer colas para comprar un televisor y hay otra que no tiene trabajo y no tiene qué comer. (…) La vida humana no tiene precio, la economía se hace. Una vida no se recupera. Dicen que estos tres meses hemos gastado todas nuestras reservas económicas, no sé, pero tenemos que salir todos de esto.

¿Si no es efectiva esta última medida qué va a pasar después en Arequipa?

Son 100 días y el escenario cambió. La gente también quiere trabajo y la cantidad de contagios es más de lo normal. Tendremos 300 camas más que nos puedan ayudar para no tener ese espectáculo del hospital Honorio esperando por una cama pero esto dependerá de todos los ciudadanos.