Día del Campesino: Conoce a Julián y Alejandro, orgullosos hombres del campo 

24 Jun 2020 | 15:06 h
Julián y Alejandro celebran el Día del Campesino.

Las historias de dos cusqueños que dedicaron su vida a la agricultura. Ambos participan en la iniciativa Saberes Productivos del Midis donde transmiten sus conocimientos a comunidades.

Julián Huanca Batallanos tiene 85 años y es natural de la provincia de Chumbivilcas, Cusco. Siempre fue un joven intrépido y eso lo llevó a dedicarse a múltiples actividades y adquirir conocimientos de diversa índole, aunque siempre prefirió la vida del campo.

Don Julián se dedica a la siembra de lechugas, zanahorias, calabazas y hierbas aromáticas en la comunidad de Ccoyo, pero ha logrado éxito con el cultivo de cebollas, que después de seis meses de producción llegan a pesar entre 500 y 800 gramos, convirtiéndose así en las cebollas más grandes de la región. 

PUEDES VER: Afligidos, Siete Borreguitos y Purgatorio: Cusco y los curiosos nombres de sus calles 

El agricultor asegura que no tiene un secreto para el gran tamaño de sus cebollas, solo que aprovecha la lluvia de la temporada. La siembra la hace en un terreno agreste, que él mismo preparó pese a que no tenía agua.

Don Julián le dio vida al lugar, habilitó pequeños andenes para su riego y ahora esta tierra le da sus mejores frutos.

Y lo hace a modo de narrador de cuentos, recreando sus propias historias de cómo crecen las cebollas o cómo florecen “sus plantitas” o cómo hace para criar abejas que provean de miel. Así es don Julián Huanca Batallanos, un líder en su comunidad, un exdirigente orgulloso de compartir sus saberes, esos que aprendió desde niño.

PUEDES VER: Niño se vistió de inca y pequeño recitó en quechua junto a sus ovejas sobre la COVID-19 [VIDEOS]

En otro punto de la región de Cusco vive Alejandro Campi Champi, natural de la comunidad campesina de Incaparte, en la provincia de Canchis. Es considerado uno de los mejores productores de habas, hortalizas y papas de su región.

Don Alejandro, cuenta que aprendió a cultivar mientras estudiaba, entre los años 1960 y 1965. “La escuela me formó para desarrollar las actividades productivas”, detalla. “Siento orgullo de mis habas, hortalizas y papas, porque en ellas pongo todo mi conocimiento y dedicación”, refiere.

Beneficiarios

Julián y Alejandro son beneficiarios del programa Pensión 65 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. Así como ellos, más de 84 mil personas adultas mayores participan de Saberes Productivos, que permite a los usuarios del programa transmitir sus saberes, y, con ello, promover la revalorización de sus roles en sus comunidades.

Video Recomendado

Lazy loaded component