La delincuencia ha vuelto con fuerza y urge una estrategia

Óscar Chumpitaz

Crimen. La pareja de comerciantes, Yennifer Huamán y Héctor Lugo, fue acribillada por sicarios el 23 de mayo. Desde entonces no cesan los delitos en Lima. (Foto: URPI)
Crimen. La pareja de comerciantes, Yennifer Huamán y Héctor Lugo, fue acribillada por sicarios el 23 de mayo. Desde entonces no cesan los delitos en Lima. (Foto: URPI)

Acabó la tregua. El número de denuncias por robo pasó de 290 a casi 900 en los últimos meses. El sicariato y los robos cometidos por raqueteros y arrebatadores están imparables. PNP responde que intensificará operativos.

Oculta detrás de su puerta, porque tiene 16 años, Mariella contó cómo la mañana del 23 de mayo una pareja de comerciantes fue asesinada en una calle de Ate. “Dos sicarios iban en una moto lineal, delante del furgón donde estaban las víctimas había una combi. Uno de los que iba en la moto bajó y les disparó sin piedad. Nadie se metió”, dijo.

Yennifer Huamán Rivera (34) y Héctor Alfredo Lugo Salcedo (44) murieron cuando el Perú cumplía el día 69 de la cuarentena nacional.

PUEDES VER Chiclayo: abren investigación a siete policías por compras irregulares

Este fue uno de los primeros crímenes por encargo, en estado de emergencia.

Desde entonces, las bandas criminales no han parado de cometer asesinatos, robos, estafas y otros delitos pese a las medidas de aislamiento social por la pandemia de la Covid-19, lo cual pone de manifiesto una creciente inseguridad que hasta el momento no tiene respuesta contundente.

Una ilusión perdida

El malestar de los vecinos de San Martín de Porres, San Juan de Lurigancho, San Miguel, San Juan de Miraflores, Ate, Villa El Salvador, por mencionar solo algunos distritos, tiene que ver con que desde hace tres semanas los patrullajes y operativos de control no tienen la misma contundencia.

PUEDES VER Médicos de Iquitos infectados con coronavirus se recuperan en Lima [VIDEO]

En las primeras dos semanas de la cuarentena, el índice de criminalidad descendió en un 84%. Como efecto colateral, las medidas lograron reducir la inseguridad casi a la mínima expresión.

Pero con la reapertura gradual y la inclusión de más rubros entre las actividades exceptuadas, comenzaron a registrarse más robos y asaltos, tanto en Lima y Callao, como en otras principales ciudades del país.

A inicios de abril se registró en Lima un promedio de 290 denuncias por asaltos y robos, 520 menos que en la primera quincena de marzo. Sin embargo, en mayo la cifra alcanzó un promedio de 800 a 900 denuncias por estos mismos delitos. Solo en la zona de Palao, los vecinos denunciaron 48 robos en una semana.

PUEDES VER Fiscal sobre Clan Orellana: Todos quieren salir del penal aprovechando la pandemia

De acuerdo a la División de Investigación de Robos de la Dirincri, en los últimos 15 días hubo un aumento de robos a farmacias, minimarkets, repartidores de alimentos y bodegas.

“Hay más presencia de ladrones en las calles y también los ciberdelitos”, admitió un oficial de la Dirincri.

Una de las modalidades más comunes tiene que ver con robos y asaltos en la vía pública a transeúntes.

PUEDES VER Áncash: harán cumplir todas las condiciones para el inicio de clases presenciales

El arrebato y los robos de celulares se han incrementado. “No vamos a permitir que la delincuencia salga a las calles después de esta pandemia. Vamos a hacer todos los esfuerzos para que haya sostenibilidad en el accionar de la Policía”, dijo el ministro del Interior, Gastón Rodríguez.

“Más de 2.300 personas han sido detenidas por diversos delitos, Hay más de 100 bandas desarticuladas y 44 armas incautadas”, indicó, por su parte, el jefe de la Región Policial Lima, general Jorge Cayas.

No obstante, el 18 de junio, Angelo Loayza Cusi fue asesinado delante de su esposa. Ese mismo día fueron asaltados Wilmer Gómez y Moana Sayán, dos médicos que brindan atención domiciliaria a pacientes con Covid-19.

PUEDES VER El ‘Ángel del oxígeno’ recibe medicamentos que pedía para su hermana con COVID-19

Otro denominador común es el accionar de raqueteros que asaltan con total impunidad. Clemente Bravo Cisneros (83) fue una víctima. “Uno me dio un puñete en el estómago y el otro me arrebató los 200 soles que había cobrado de mi jubilación”.

A Juvenal Quispe lo dejaron sin nada de dinero. En Facebook, un sujeto que se hizo pasar como digitador de trámites del Reniec le dijo que le gestionaría el cobro de su segundo bono universal y le solicitó sus datos. Cuando intentó cobrar, él ya no tenía dinero disponible en su cuenta bancaria.

PUEDES VER Sedapal anuncia corte de agua para los días 21, 22 y 23 de junio

Datos

- Advertencia. La delincuencia común ha empezado a operar, pero una vez que se levante el aislamiento será más complicado, dice el coronel (r) Jorge Mejía.

- Apoyo. Los planes de la PNP no serán suficientes, se necesita el apoyo de FFAA en prevención.

Newsletter Alerta LR

Suscríbete aquí a la Alerta Web de La República y recibe en tu correo electrónico las noticias de último minuto al instante.