El cuerpo de una mujer lleva más de un mes desaparecido en el hospital Cayetano Heredia

Hijos y nietos buscan incansablemente los restos de la anciana. Ella habría fallecido como sospechosa de COVID-19, según el certificado expedido por el nosocomio.

Cuerpo de una mujer desaparece hace un mes en el hospital Cayetano Heredia | Créditos: composición / Latina
Cuerpo de una mujer desaparece hace un mes en el hospital Cayetano Heredia | Créditos: composición / Latina
Sociedad LR

El 19 de abril, Ederlinda Tapia fue llevada al hospital Cayetano Heredia por complicaciones respiratorias. Ella llegó al hospital sin signos vitales, el médico confirma su deceso por un paro cardíaco y como sospechosa de COVID-19.

En ese momento les indicaron a los familiares que el cuerpo será cremado. Lo que ellos no imaginaron era que un mes después no tendrían noticias sobre los restos.

PUEDES VER: Puno: Policía descubre grifo clandestino que era una bomba de tiempo en la ciudad de Juliaca

“Ella tenía problemas para respirar, no tan graves, por lo que al tercer día decidimos traerla. Sin embargo, ella fallece en el auto, pero igual fue ingresada por emergencias. Es el doctor quien nos dice que le ha dado un paro y nos dan un certificado por sospecha de COVID-19. Este certificado lo tenemos, pero no podemos hacer ningún trámite porque la Reniec tampoco está funcionando. Lo que queremos saber es quién nos va a responder por el cuerpo”, declaró la nieta de Ederlinda, quien se ha hecho cargo de la búsqueda.

Lazy loaded component

“Nos dijeron que máximo una semana sería el plazo para la cremación por el Minsa, porque ella tenía SIS. Después de ello le dimos seguimiento directamente con la DIRIS Lima Norte. Nos dijeron que esperáramos, que era un proceso largo. El lunes recién es cuando yo me acerco aquí y me doy con la sorpresa de que no está identificada mi abuela”, Agregó.

PUEDES VER: Primos deben caminar varios kilómetros para tomar sus clases virtuales en Pasco

Ella ha enfrentado un proceso de reconocimiento con fotos y huellas dactilares. Ha tenido que ver uno a uno, los cuerpos de 11 personas que están sin identificar en la morgue del hospital. A pesar de todo eso, no ha logrado dar con su abuela.

“No quiero perder el cuerpo de mi madre, ni las cenizas”, declaró entre sollozos una de las hijas. La familia exige que se investigue el caso y refieren que no sería el único en dicho establecimiento de salud. Ellos temen que les entreguen las cenizas de otra persona y advierten que no lo permitirán.