Lambayeque: en Geresa adulteraron acta de entrega de azitromicina a Ejército

La Contraloría advirtió irregularidades en distribución de 7,371 pastillas a HRL y a entidad militar que recibió 150 y no 1,500 tabletas que indica documento.

El personal de Contraloría realizó diligencias en almacén de medicamentos de Geresa.
El personal de Contraloría realizó diligencias en almacén de medicamentos de Geresa.
Ysela Vega

Coronavirus en Perú. La Contraloría General de la República detectó que en la Gerencia Regional de Salud de Lambayeque (Geresa) se habría maquillado la distribución de 7,371 tabletas de azitromicina de 500 mg. a entidades del Estado a fin de ocultar la cantidad real del producto farmacéutico entregado durante el estado de emergencia por la COVID- 19.

Conforme al Informe de Visita de Control N° 006-2020, el ente de control detectó hechos adversos durante las diligencias que desarrolló en el almacén especializado de Medicina, Insumos y Drogas de la Geresa entre el 27 de mayo al 10 de junio del año en curso.

PUEDES LEER Mercado Moshoqueque: promueven lavado de manos para evitar el coronavirus

En este contexto verificó que existe una diferencia entre el saldo stock reportado en la Tarjeta de Control Visible en el Sistema Integrado de Suministros Médicos e Insumo Médico- Quirúrgico (Sismed) y las existencias físicas en el almacén.

Azitromicina por ciprofloxacino

En ese sentido constató que existe un faltante de 7,371 tabletas de azitromicina de 500 mg. Y según las explicaciones de los responsables del almacén, 3,000 pastillas se entregó al Hospital Regional Lambayeque en condición de préstamo y se donó 1,500 tabletas al Ejército Peruano a fin de hacer frente al coronavirus.

También, afirmaron que por error se distribuyó 2,170 pastillas de azitromicina en lugar de ciprofloxacino. Aunque no especifican los nombres de los beneficiados y por último se repartió 701 unidades de este medicamento a gerencias, lo que está pendiente de regularizar.

En agravio del Ejército

Del análisis, la Contraloría afirmó que no se evidencia la entrega de la documentación que sustente el destino de los medicamentos. Y por si fuera poco en el acta de entrega de las supuestas 1,500 tabletas para el Ejército se advirtió una inscripción con lapicero de tinta negra de un cero adicional que cambia el número de 150 pastillas a 1,500 unidades.

LEE TAMBÉN Habilitan sección de estadísticas del sistema privado de pensiones

Este caso es investigado por la Fiscalía Anticorrupción. de Lambayeque que realiza diligencias a fin de determinar responsabilidades.