LO ÚLTIMO - Minsa presentó los resultados del informe de la comisión investigadora sobre el caso Vacunagate

Madre de Dios: Mafias aprovechan confinamiento para extraer oro ilegal

Óscar Chumpitaz

ochumpi

07 Jun 2020 | 13:09 h
Foto: Difusión.
Foto: Difusión.

Mineros ilegales operan en zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata. Personal de la FEMA, el Ejército y la PNP dieron otro duro golpe a mineros ilegales en La Pampa

La Reserva Nacional de Tambopata, zona amazónica de 274,490 hectáreas donde habitan diversas especies de pantas y animales, no ha respirado durante el confinamiento obligatorio por el coronavirus.

Así lo demuestran los constantes operativos de control realizados por la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA), el Ejército y la Policía Nacional durante los días de cuarentena, acciones que han permitido destruir casi un centenar de yacimientos.

PUEDES VER Madre de Dios: detectan campamento de minería ilegal

Ayer, en este sector de La Pampa, en una zona de amortiguamiento de esa área protegida del distrito de Inambari, Madre de Dios, las autoridades dieron otro duro golpe a la minería ilegal.

Las fuerzas combinadas salieron de las siete bases Otorongo, Mega 12 y Charlie y destruyeron balsas traca, motores, combustible, tubos, tolvas de madera y otros instrumentos utilizados por los mineros para extraer hasta un cuarto de kilo de oro diario.

Un oficial del Ejército señaló que los ilegales ingresan por trochas clandestinas y por el río, trasladando motores chinos. “Solo operan en las noches y tienen balsas pequeñas y artesanales porque ya no tienen la libertad de antes”, señaló.

PUEDES VER Gerente de Energía y Minas pide a Fiscalía intervenir cerro El Toro

Y luego agregó: “Estos mineros que ingresan son eventuales, ya no se establecen en un solo lugar, andan como nómades”.

En este operativo fueron encontradas herramientas manuales que utilizaban para estas acciones al margen de la ley, además de serias afectaciones ambientales al ecosistema con la contaminación.

Los mineros que hacen presencia en la Reserva Nacional de Tambopata en su mayoría provienen de otras regiones del país que además de afectar los recursos naturales ponen en riesgo las comunidades nativas, ya que su tránsito en el territorio puede llegar a ocasiones problemas a la salud por la propagación del virus.

Las mafias aprovechan el confinamiento para poner en marcha sus actividades ilegales.