Al coronavirus no lo combate el eucalipto

Ante la falta de una vacuna o tratamiento contra el coronavirus, varias personas recurren a la automedicación con plantas y fármacos, sin considerar sus efectos, que pondrían en riesgo la salud.

Tradicionalmente, las hojas de eucalipto se emplean como remedio casero para aliviar síntomas en los procesos respiratorios.
Tradicionalmente, las hojas de eucalipto se emplean como remedio casero para aliviar síntomas en los procesos respiratorios.

Wilder Pari

No existen curas milagrosas contra la COVID-19. Es más, la comunidad científica coincide en que todavía no hay tratamiento efectivo contra el coronavirus que ha causado más de 5 mil muertes en Perú.

Sin embargo, la desinformación con los llamados tratamientos naturales y farmacológicos, pueden generar daños a la salud y la vida.

PUEDES VER: Arequipa: Obreros de Mariano Melgar protestaron por trabajador fallecido con COVID-19 [VIDEO]

Un ejemplo es el uso del eucalipto. Desde los primeros días de la pandemia, varios sectores miraron a la planta como un arma de prevención o incluso tratamiento. Tradicionalmente, sus hojas se emplean como remedio casero para aliviar síntomas en los procesos respiratorios.

En la pandemia se usó en diferentes variantes, en cámaras de desinfección, mascarillas, incluso algún chofer de bus colocó hojas alrededor de su asiento, como si fuera una barrera contra el coronavirus. Tres especialistas aclararon el real potencial del eucalipto.

“Con el coronavirus el eucalipto no tiene ningún sentido”, asevera el especialista del Área COVID de EsSalud, Mario Cornejo. Enfatizó que el uso de plantas puede ayudar en procesos crónicos, pero no enfermedades agudas como la COVID-19.

En el mismo sentido, la neumóloga Esther Agramonte, precisa que el eucalipto alivia síntomas como la tos por sus propiedades antitusígenas, pero no es un tratamiento, es decir, no reduce el tiempo del proceso respiratorio. La planta también se usa en vaporizaciones para calmar síntomas del síndrome de Crup en niños. “Más allá de eso, no tiene mayor efecto”, dijo.

PUEDES VER: La familia que convive con COVID-19 y el dolor

El decano del Colegio Químico Farmacéutico, Francisco Polanco, refiere que, si bien varios medicamentos tienen su origen en el reino vegetal, estos se modifican en laboratorios para reducir sus posibles efectos negativos. “Con las plantas hay que tener cuidado”, remarca.

Riesgos invisibles

Hace dos semanas, una madre y una hija, murieron asfixiadas en Tacna al realizarse un baño de vapor con eucalipto, al parecer, con la intención de fortalecer el sistema inmunológico.

El Ministerio de Salud (Minsa), aclaró los peligros de quemar plantas en ambientes cerrados, pues se libera monóxido de carbono, un gas sin color ni olor, que puede producir envenenamiento y la muerte.

Polanco refirió que el eucalipto tampoco tiene un rol profiláctico o de prevención. Solo se puede usar durante el proceso infeccioso y vale recalcar, para aliviar síntomas.

También se observó la práctica casera de quemar eucalipto en cuartos, sin embargo, sus efectos serían más nocivos que beneficiosos. “Si quemamos la planta dentro del domicilio y tenemos cierto grado de obstrucción bronquial, vamos a tener un efecto perjudicial”, indicó Esther Agramonte.

PUEDES VER: Arequipa: Orcopampa y Condesuyos están libres de COVID-19

A pesar de las contraindicaciones, el uso del eucalipto tiene un fuerte arraigo popular. El viernes en el mercado Santa Bárbara de Juliaca, se realizó una sahumada o quemado de hojas. El objetivo era conseguir un efecto desinfectante. ¿El eucalipto tiene esas propiedades?

Si bien estudios preliminares, señalan que el aceite de eucalipto mata algunas bacterias, estos ensayos fueron in vitro, es decir, muestras aisladas en recipientes de laboratorio. En la práctica, se conoce que altas dosis del aceite, pueden ser tóxicas para el humano, incluso su uso se recomienda por gotas.

El peligro de la automedicación

Si bien no hay evidencia a favor del eucalipto contra COVID-19, tampoco hay demasiadas pruebas con los tratamientos farmacológicos. El ministro de Salud, Víctor Zamora, aceptó esta realidad al justificar el uso de la hidroxicloroquina e ivermectina. “Esperar evidencia científica sería esperar un año de investigaciones, tiempo que no tenemos”, dijo el jueves.

A pesar de ello, la automedicación con drogas del protocolo del Ministerio de Salud se ha disparado las últimas semanas, en parte por inescrupulosos mensajes en las redes sociales. Francisco Polanco indica que ello se reflejó en el incremento de precios en las farmacias.

PUEDES VER: Cómo se vigila a pacientes con COVID-19 que se recuperan en sus casas

Polanco recordó que todas las recetas son personalizadas y deben ser prescritas por un médico, pues un paciente puede tener afecciones previas que reaccionen mal con una sustancia. Mario Cornejo, agregó que los medicamentos del protocolo del Minsa, no deben tomarse de forma preventiva (antes de padecer la enfermedad).

Por ahora solo el sistema inmune

Por su experiencia en el área Covid, Cornejo opina que las medicinas como hidroxicloroquina e ivermectina, no han mejorado sustancialmente el cuadro de los pacientes hospitalizados. Los que se recuperaron, lo habrían logrado por la respuesta de su sistema inmunológico.

¿Hay forma de fortalecer esta respuesta del cuerpo? Especialistas coinciden en que la base de un buen sistema inmunológico es una alimentación balanceada.

Esther Agramonte indicó que algunos preparados caseros, como las infusiones de limón y miel, podrían ayudar con las vitaminas A y C. Mario Cornejo añadió la vitamina D, que fortalecería las defensas ante procesos respiratorios, aunque no hay evidencia de su eficacia frente al coronavirus.

Otro componente esencial de un buen sistema inmunológico, es la salud mental. “La angustia disminuye nuestro sistema inmune”, recordó Esther Agramonte. Aunque la situación es complicada, una buena receta sería mantener la calma.