De culebrillas al Goyeneche

01 Jun 2020 | 14:44 h

“Si bien el D.L. 1467 permite que en obras por la emergencia nacional no es necesaria la autorización, no pueden realizarse sin presentar un expediente técnico a la DDCA”

Eduardo Ugarte y Chocano

Periodista

Nuevamente el patrimonio en peligro por demoliciones iniciadas por el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) el pasado jueves en la zona patrimonial y el estacionamiento del Hospital Goyeneche, para instalar módulos para 100 camas hospitalarias, que ocuparían pacientes del Honorio Delgado, desplazados por estar destinado a enfermos de COVID-19. Noble motivo, pero obra sin autorización de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDCA). (La República 29/05/20).

Si bien el D.L. 1467 permite que en obras por la emergencia nacional no es necesaria la autorización, que puede ser solicitada después, tratándose de patrimonio –y esto es asunto de elemental criterio– no pueden realizarse sin presentar un expediente técnico a la DDCA, que ha sido solicitado, pues no se trataría de una obra desmontable, sino de una construcción con cimientos y columnas que afectarían al patrimonio que, parece, se ha dañado, lo que se sabrá hoy.

PUEDES VER: La normalidad postergada

Decía nuevamente, pues hace un mes el GRA inició obras al borde de la quebrada Culebrillas (Uchumayo), Patrimonio Cultural de la Nación, para un cementerio Covid-19, con oposición del alcalde Víctor Quispe, que ahora dice “que las 54 bases sociales de esa localidad están disconformes con dicha obra. La oposición llega a tal punto que, según el alcalde, su distrito está pidiendo un Takanakuy con el gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres Llica. El Takanakuy es una costumbre cusqueña en la que los problemas se arreglan a golpes” (La República 28/05/20), reto que antes hizo el gobernador al presidente Vizcarra.

¿Puede recurrirse a la trompada reemplazando a la razón para salvar o destruir un bien? ¿La autoridad de un distrito, donde este respetable rito de Patahuasi y Chumbivilcas no es costumbre, puede tomarlo como solución a un problema tan serio, cuando él mismo afirma que el resto de comunas ha aceptado disponer del 5% de espacio en sus cementerios para víctimas del coronavirus?

¿Se quiere establecer el Takanakuy con chimbango desde esta navidad?, o –como insinuó una autoridad– ¿habría intereses en algún “bando” que tendrían que ver con “invasiones” cerca de la zona arqueológica, parte de la turística Ruta del Sillar, con la disculpa del cementerio?

Video Recomendado

Lazy loaded component