Los peligros del consumo humano de ivermectina para animales

Sociedad LR

larepublica_pe

31 May 2020 | 19:56 h
La Republica
La presentación de la Ivermectina existe en comprimidos y en gotas. En Perú estas últimas han tenido un mejor resultado.

La demanda de esta sustancia se ha incrementado porque ayudaría a combatir la COVID-19, pero no se tiene en cuenta que podría ocasionar graves daños hepáticos.

De la COVID-19 no se conoce mucho al respecto, por lo que su tratamiento se viene ejecutando de acuerdo a los patrones sintomatológicos que se observan. En este proceso apareció la ivermectina, una sustancia conocida por su uso en animales que ha funcionado en el tratamiento del coronavirus.

Pero hay varios factores que no se vienen tomando en cuenta, por lo que las consecuencias de utilizarlo podrían ser irreversibles. Uno de ellos es la diferencia entre la ivermectina de consumo humano y la de ingesta animal.

PUEDES VER: Cifra de contagios por COVID-19 se eleva a 164.476 en el Perú

El grado de concentración del medicamento para personas es mucho menor al que se utiliza en las veterinarias. Esto significa que si el médico te indica que tomes 10 gotas y no tienes en cuenta esta diferencia, te podrías exponer a una intoxicación.

Según la Food and Drug Administration (FDA), los efectos secundarios que pueden asociarse con la ivermectina incluyen sarpullido, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago, hinchazón del rostro o de las extremidades, eventos adversos neurológicos, baja repentina de la presión arterial, sarpullido grave que pueda requerir hospitalización y lesión hepática.

PUEDES VER: Un 77 % de muertes no explicadas en Lima podrían ser consecuencia de la COVID-19

Consultamos con el doctor Ricardo Temoche, quien actualmente atiende en el área COVID-19 del Hospital Central de la Policía Nacional del Perú (PNP), y agregó a esta larga lista la hepatotoxicidad, señalando que sería la principal consecuencia de un mal uso de la ivermectina.

“Lo primordial es la dosis y porcentaje del medicamento, no todos son iguales, la indicación correcta nosotros la damos por el peso del paciente. Se le indica la dosis exacta. Una dosis elevada podría provocar problemas hepáticos en un humano”, advierte el especialista.