Abogado de dueña del búnker donde realizaron fiesta en Ancón: “No tenía conocimiento”

Indicó que iniciarán las acciones legales contra los que resulten responsables de la violación de domicilio.

Policía intervino a casi 70 personas en una fiesta en Ancón.
Policía intervino a casi 70 personas en una fiesta en Ancón.
Sociedad LR

Agentes de la Brigada Especial Contra la Criminalidad Extranjera detuvieron esta madrugada a 68 personas en una fiesta que se llevaba a cabo en un inmueble del malecón Miramar, en el distrito de Ancón. Con armas de fuego, drogas y alcohol, ciudadanos peruanos y extranjeros de nacionalidad colombiana y venezolana, incumplieron con las medidas del estado de emergencia por la pandemia del coronavirus.

El abogado de la dueña de la casa de playa, Adolfo Olaechea, negó que su patrocinada, quien vive en Magdalena, haya tenido conocimiento de esta fiesta en plena cuarentena. Explicó que quedó sorprendida cuando los efectivos policiales le comunicaron sobre la situación.

#AlertaRTV | Dueño de vivienda en Ancón donde Policía intervino a 68 personas con armas y drogas pide no ser involucrado

Posted by Diario La República on Sunday, May 24, 2020
PUEDES VER Con armas y drogas, caen 69 peruanos y extranjeros en búnker de Ancón [VIDEO]

“Es una casa de playa que utilizan en la temporada de verano y durante el resto del año está cerrado y a cargo de un guardián. Se sospecha que él ha hecho ingresar a estas personas, abusando de la confianza de mi patrocinado, que es una persona de bien y en la vida va a incumplir los protocolos que ha dictado el Gobierno”, dijo Olaechea a La República.

“Es la primera vez que le sucede esto y nos pone alerta a todos porque mientras guardas cuarentena en la capital, una casa de playa sufre sujeto de una violación de domicilio por otras personas que quieran organizar esa fiesta”, agregó.

PUEDES VER Detienen en fiesta de Ancón a presunto asesino de extranjera en Pantanos de Villa

El abogado indicó que iniciarán las acciones legales contra los que resulten responsables de la violación de domicilio y contra el guardián, quien vive en Ancón y cuidaba la casa desde hace un año.