Prostitución durante cuarentena: Diviac revela el modus operandi de un prostíbulo en Comas [VIDEO]

Sociedad LR

larepublica_pe

17 May 2020 | 22:54 h
Las mujeres salían del hostal “La Rajadita” antes de que empiece el toque de queda. Foto: composición
Las mujeres salían del hostal “La Rajadita” antes de que empiece el toque de queda. Foto: composición

Agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) recibieron la denuncia de los vecinos de Comas, quienes reportaron que las mujeres salían de sus casas con bolsas de mercado para despistar a policías y militares. En tanto, los clientes usaban sus permisos laborales cada vez que iban al hostal.

Un hostal en Comas fue intervenido por agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), quienes fingieron ser clientes para corroborar la denuncia de los moradores del distrito. Tras su investigación dentro del inmueble, revelaron el modus operandi de las trabajadoras sexuales durante la emergencia por coronavirus.

Luego del operativo se dio a conocer cómo funcionaba este negocio durante la cuarentena. El contacto se hacía por internet, la cita por teléfono y estando en el hostal, se pagaba por derecho de admisión. También se supo que las mujeres ingresaban al local con mascarillas.

PUEDES VER Captan a pareja teniendo relaciones sexuales en río pese a cuarentena [VIDEO]

El accionar de las féminas se realizaba antes de que empiece el toque de queda, es decir, ingresaban al predio a las 8 a. m. y salían a las 5 p. m. Esto con la finalidad de no ser intervenidas por efectivos policiales o miembros del Ejército en las calles.

El policía Jhon Tanabes Alonzo dio algunos alcances del operativo de la Diviac. “En el transcurso de 10 días se pudo determinar que eran seis personas de sexo femenino, venezolanas y peruanas, que venían realizando servicios sexuales dentro del hostal a pesar del estado de emergencia”, sostuvo.

A todas luces, el hostal “La Rajadita” en Comas era un foco infeccioso; no obstante, las féminas se rotaban de dos en dos para no tener mucha gente en el local. Esta medida no era pertinente pues el riesgo de contagiarse con coronavirus seguía latente.

PUEDES VER VMT: Policía interviene a parejas en un hostal en plena cuarentena por coronavirus

Tras confirmar su asistencia, un parroquiano salía de su casa con su pase vehicular y permiso laboral, supuestamente tramitados para trabajar. Para ingresar, él tenía que pagar el derecho de admisión. Un sol era el monto para poder entablar una conversación con una mujer.

“El administrador del hostal realizaba el cobro de un sol a los parroquianos, estaba coludido. Los sujetos realizaban el pago y luego subían al segundo piso donde estaban las habitaciones”, cuenta Tanabes Alonzo.

PUEDES VER San Miguel: vecinos reportan hoteles abiertos en la segunda noche de inmovilización social [FOTOS]
Lazy loaded component

Un audio grabado por uno de los agentes reveló que los hombres tenían que pagar 35 soles por el servicio sexual. “¿Su documento de identidad y su pase para transitar?”, se le escucha decir al administrador del hostal al interactuar con un cliente.

También se supo que las venezolanas y peruanas salían de sus casas con bolsas del mercado para despistar a policías y militares en las calles. En tanto, los clientes usaban sus permisos laborales cada vez que iban al hostal. “Vine a relajarme y a descansar un rato”, dijo un hombre al ser interrogado por un miembro de la Diviac.

Para los vecinos del lugar, el accionar de estas mujeres y hombres que se encontraban en el hostal “La Rajadita” refleja la falta de compromiso en esta emergencia por coronavirus, que ya ha cobrado la vida de más de 2.600 personas en el Perú.