Someten a castigo público a policías que se apropiaron de dinero de mineros en Puno | VIDEOS

15 May 2020 | 21:18 h
Policías fueron obligados a  llevar carteles con frases denigrantes y realizar ejercicios físicos. Fuente foto y video: Legario Quispe Mamani.
Policías fueron obligados a llevar carteles con frases denigrantes y realizar ejercicios físicos. Fuente foto y video: Legario Quispe Mamani.

Cuatro policías fueron obligados por ronderos a llevar carteles con frases denigrantes y realizar ejercicios físicos caminando casi arrodillados. Acto se realizó frente a pobladores de Ituata, provincia puneña de Carabaya.

Así como lo hacen con delincuentes, los integrantes de rondas campesinas de Ituata, provincia puneña de Carabaya, castigaron a cuatro agentes de la Policía Nacional, acusados de quedarse con el dinero de unos mineros a quienes intervinieron en un operativo este último jueves.

Los ronderos obligaron a los policías a llevar carteles con frases denigrantes alusivas a la falta cometida, entre ellas “Robo al pueblo de Ituata”, “discúlpenme soy asaltante”, entre otras. Este acto público se realizó frente a las instalaciones de la Municipalidad de Ituata y rodeados de pobladores de la zona.

PUEDES VER: Puno: Ronderos retienen a 4 policías por quedarse con dinero de mineros intervenidos | VIDEO

Posteriormente, ordenaron a los efectivos a hacer ejercicios físicos en un campo deportivo, que consistía en caminar casi arrodillados, llevando en sus pechos los letreros.

Lazy loaded component

Intervención

Los cuatro policías castigados fueron retenidos por los ronderos la tarde del jueves, tras encontrarles que llevaban consigo el dinero de los mineros que intervinieron en un operativo.

Discúlpennos, nuestro error ha sido aceptar (el dinero)”, dijo uno de los efectivos frente a todos los pobladores, luego de detallar que, en un primer momento, su intención era llevar a los mineros a la comisaría para que expliquen la procedencia de la fuerte suma de dinero que sería superior a los S/ 2 500.

No obstante -continuó el policía-, los jóvenes mineros se pusieron a llorar y les ofrecieron el dinero a cambio de no ser llevados a la dependencia policial. “No es un asalto, como ustedes dicen”, sostuvo el agente y reitera que no lo volverán a hacer.

Lazy loaded component