De cevichero a vendedor de pescados: emprendedor cambia de rubro tras pandemia de COVID-19

Sociedad LR

Pescados. Créditos: Andina.
Pescados. Créditos: Andina.

El hombre cerró su cevichería tras iniciar el estado de emergencia. Sin embargo, no quedó ahí. Ahora es vendedor de pescado en los exteriores de su negocio.

Tras iniciarse el estado de emergencia por coronavirus en el Perú, cientos de ciudadanos han tenido que reinventar sus negocios. Este es el caso de un hombre que tenía una cevichería, pero tuvo que cerrarla por la enfermedad. Actualmente, él se dedica junto a su familia a vender pescados y mariscos al precio más bajo.

La cevichería, que recién había sido inaugurada en noviembre, tuvo que ser cerrada por la COVID-19. Si bien los primeros días la familia decidió sobrevivir con el dinero ahorrado, este poco a poco fue escaseando, por lo que decidieron cambiar de rubro.

PUEDES VER Casi 28.000 llamadas registradas por violencia contra la mujer durante estado de emergencia

“Hemos dado un paso bien drástico. Nosotros tenemos un local, pero cerramos por la pandemia. Necesitábamos reinventarnos porque teníamos necesidades. Es empezar de cero, hacer de cero. Ahora nos está yendo bien, gracias a Dios”, mencionó el dueño.

Él contó a Latina que no ha sido fácil el proceso de adaptación, pero necesitaban el dinero, por lo que han decidido seguir con el nuevo negocio instalado en los exteriores de su cevichería. “Lo principal es estar positivo para seguir adelante. Esto nos ha dado fuerzas para seguir. No es fácil ir al Terminal Pesquero para adquirir pescados, tenemos que estar desde temprano”, manifestó.

La reconversión ha sido un paso fuerte para la familia, ya que tenían que invertir un nuevo capital para iniciar. “El cambio es temporal, teníamos la licencia para restaurantes. Es una inversión. Recién habíamos implementado este local hace unos meses. Sin embargo, llegó la pandemia y se acabó”, dijo.

PUEDES VER Sujeto es captado escupiendo y llenando con saliva áreas públicas de Surquillo

Además, indicó que los primeros días se encontraba estresado por las deudas, pero gracias a este negocio han sabido solventarse. “Nos preocupaba el dinero que hipotecamos al banco. No era fácil empezar de cero. Yo estaba deprimido. No salíamos de casa”, señaló.

Ahora, la familia tiene una nueva manera de solventarse y espera poder seguir adelante durante la pandemia. Su local queda ubicado en la avenida Maracuya en la Panamericana Norte. Hasta la fecha, el estado de emergencia se ha extendido hasta el domingo 24 de mayo.