ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Anticuerpos de camélidos peruanos evitaría que coronavirus infecte células

Alpaca, guanaco y la vicuña poseen anticuerpos que según estudios científicos pueden evitar infección del COVID-19 en las células.

Camelidos  viven en las zonas altoandinas del Perú. (Foto: Difusión)
Camelidos viven en las zonas altoandinas del Perú. (Foto: Difusión)
Erick Bazan

Coronavirus en el Perú. El Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), destacó que la llama no es el único camélido sudamericano oriundo del Perú cuyos anticuerpos han demostrado una gran efectividad para evitar que el coronavirus infecte las células.

Ya que según estudios realizados por investigadores de Estados Unidos, Bélgica y Chile. Los otros tres tipos de auquénidos que existen en nuestro país: alpaca, vicuña y guanaco; también poseen esos anticuerpos.

PUEDES VER: Monsefuanos se enfrentaron a solados FAP y quisieron desarmarlos

Muestras de llamas

Asimismo, se reveló que el Perú tiene el único banco de germoplasma de camélidos sudamericanos en el mundo. Al contar con 1,200 muestras de llamas y 1,700 de alpacas.

El coordinador del Programa Nacional de Camélidos del INIA, Teodosio Huanca, dijo que tanto la llama como la alpaca, la vicuña y el guanaco, pertenecen a una misma familia de mamíferos, comparten la misma raíz genética, y los mismos anticuerpos del sistema inmunológico.

PUEDES VER: Sujeto falleció al caer de camión portatropas del Ejército

Tratamientos inhaladores

De acuerdo a las conclusiones del estudio antes mencionados, se podría lograr tratamientos inhaladores o inyectados en los pacientes aquejados por la infección.

Pruebas iniciales

Esto sería posible gracias a la combinación de dos moléculas de anticuerpos producidas por las llamas, que en sus pruebas iniciales, demostraron ser capaces de bloquear la capacidad del virus para infectar células en cultivo.

PUEDES VER: Sectorizan Chiclayo para mejorar control en las calles [VÍDEOS]

SARS y MERS

El estudio se basa en un trabajo anterior realizado por el mismo equipo tras los brotes virales de SARS y MERS, cuando se analizó la posibilidad de crear una vacuna contra estos patógenos en las llamas.

Aunque falta aplicar ensayos en seres humanos, este hallazgo resulta alentador en los esfuerzos de la comunidad científica mundial para vencer al COVID-19.