Sociedad

“Nadie nos atiende, no hay médicos”

En Iquitos la situación se ha desbordado en todos los centros de salud. Hay escasez de medicinas, oxigeno, camas y servicios UCI.

El hombre tiene 64 años de edad.
El hombre tiene 64 años de edad.
Sociedad LR

Sentado en una silla y conectado a un balón de gas que él mismo ha conseguido, el señor Darmis Barrera Saavedra, de 64 años, dice que ha llegado a la puerta del hospital regional de Loreto en la noche del lunes y hasta la mañana del martes nadie lo había atendido. Ya no podía respirar bien y ningún médico o personal de salud se había acercado a verlo.

“Estoy muy mal. Nadie nos atiende, no hay médicos”, dice el señor Barrera en un video que su hija Luz Barrera Chipana nos ha hecho llegar por whatsapp. Él es un policía retirado que vive en Lima pero estaba en Iquitos, de donde es oriundo, por vacaciones junto a su esposa Luz Chipana. Cuando empezó la cuarentena ya no pudieron regresar a la capital.

Allá posiblemente se contagió mientras hacía sus compras en el mercado y su esposa también. Ambos son ex policías y empezaron a sufrir los síntomas hace unos días. El señor Barrera es diábetico e hipertenso y por eso la enfermedad hizo mayor efecto en él y ahora está con graves complicaciones respiratorias. Su esposa está más estable.

“No hay oxigeno, hay que comprar oxigeno sobrevalorado, se aprovechan de la gente”, dice el ex policía en el video. Su hija, Luz Barrera, explica que ella ha acudido al hospital de Policía en Lima, a ver si se le puede trasladar en algún vuelo de los que están yendo o viniendo de Iquitos, pero no le han dado ninguna solución.

El caso del señor Barrera y su esposa es parte de las decenas de casos similares que hay en esta ciudad. “Pido ayuda para que traigan a mi papá a Lima o lo atiendan allá pero con los cuidados que necesita. No lo están atendiendo”, dice su hija.

En Iquitos hasta el último lunes se habían registrado más de 1,500 casos confirmados de coronavirus y los servicios de salud se han visto desbordados. El hospital regional tiene carencia de balones de oxigeno, medicinas, e incluso médicos y personal de salud contagiados. Todos los centros de salud se encuentran en la misma situación.